Géneros y Sexualidades

Córdoba /Género

Violencia policial y familiar contra una adolescente de La Carlota

Una niña de 15 años vivió durante un tiempo prolongado, en su hogar en el sur de Córdoba, el horror del abuso sexual infantil (ASI) y cuando logró salir para pedir ayuda creyó que la encontraría en la cueva de la policía local, donde volvió a sufrir abuso. Desde el movimiento de mujeres hace años que reclamamos refugios, espacios de denuncia adecuados que atiendan con profesionales preparadas a las mujeres, niñas y disidencias que logran salir a pedir ayuda.

Martes 8 de junio | 15:13

Un familiar directo y un policía abusaron sexualmente de una adolescente. El familiar habría abusado de manera sistemática y frente a la denuncia realizada por la niña el policía a cargo de tomar la denuncia también abusó de ella.

El familiar directo está acusado de “abuso sexual con acceso carnal, reiterado, agravado y calificado por el vínculo”.

El policía fue imputado por “abuso sexual con acceso carnal”, agravado por la edad de la víctima.

El 29 de mayo de este año, en la Unidad Judicial de La Carlota, familiares de la víctima hicieron la denuncia que llevó a que la Fiscalía de Instrucción de la localidad del Departamento Juarez Celman culminaran con la detención de ambos acusados, quienes serían indagado en los próximos días.

Abuso Sexual

Todo abuso sexual implica violencia, la violencia ejercida por un familiar directo genera en les niñes abusades un estado de confusión que solo puede ser contenido por un equipo interdisiplinario que a raíz de falta de presupuesto para atender éstas urgencias se encuentra ausente.

Te puede interesar Concentración en Cordoba contra el abuso sexual infantil

El Estado es responsable

El Estado provincial cuenta con Ministerio de la Mujer y Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes instituciones que además de ocupar espacios en la pauta oficial pueden, y deben, ser espacios reales para quienes necesitan pedir auxilio. La joven de La Carlota cayó en la cueva de la policía. Una vez más decimos: “no es un caso aislado, es toda la institución”. La institución policial ejerce la violencia de diverso modo, reprimiendo obreras y obreros, gatillando contra los jóvenes y también abusando sexualmente, en este caso de una joven que supuso que allí encontraría auxilio para salir del horror, la respuesta institucional fue la peor de las respuestas. Por otro lado las instituciones creadas por la Provincia y los gobiernos municipales locales, no constituyen espacios reales que sean percibidos por quien necesita pedir ayuda. El Estado, provincial, nacional, municipales, no disponen para las mujeres y las disidencias de refugios que les permitan salir sin dudar de los hogares donde son agredidas.

También pedimos contar con personal adecuado para que atienda las denuncias, el acompañamiento profesional para salir de la crisis en la que vive en este caso, la Niña de La Carlota.

No es un caso aislado, es toda la institución

En reiteradas ocasiones hemos denunciado con el grado de impunidad que el personal policial se mueven y actúan sin ningún tipo de prurito por el "poder que los embiste" y que en muchos casos de abuso sus superiores solo toman medidas superficiales como separarlos del cargo o transferirlos de una seccional a otra sin dar respuesta a los familiares de la víctima que sufrió el abuso. Mientras el Estado gasta millones en operativos represivos y persecutorios sobre sectores populares, sostiene la impunidad con que se mueven no solo , como decíamos mas arriba, en caso de abusos sexuales y gatillo fácil, sino también sosteniendo su complicidad con las redes de trata.

Te puede interesar: Denuncian-torturas-y-abuso-policial-en-comisaria-de-Cordoba






Temas relacionados

Abuso policial   /   Violencia de género   /   Abusos sexuales   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO