Mundo Obrero

Argentina

FUERTE MOVILIZACIÓN

Una multitud en las calles, discursos con impronta kirchnerista en el palco

La Marcha Federal concentró una enorme energía docente en Buenos Aires. Los dirigentes piden paritaria nacional pero callan sobre los ataques del kirchnerismo. “Plan de lucha nacional” exigen los sectores combativos.

Miércoles 22 de marzo de 2017 | 17:16

Fotografía: DyN

Con una movilización de decenas de miles de docentes provenientes de todo el país, finalizó en la Plaza de Mayo la Marcha Federal Educativa convocada por los cinco gremios docentes con representación nacional (Ctera, UDA, AMET, CEA y Sadop) y los gremios universitarios Conadu y Conadu Histórica.

Los discursos de los dirigentes sindicales tuvieron fuertes cuestionamientos al Gobierno de Mauricio Macri y a su ministro de Educación Esteban Bullrich, quienes siguen negándose a abrir la paritaria nacional y vienen intentando deslegitimar las masivas y persistentes medidas de lucha protagonizadas por la docencia en todo el país.

Pasadas las 14, en un palco montado frente la Casa Rosada se dispuso gran parte de la dirigencia de los gremios docentes, con el centro ocupado por los secretarios generales y por algunos referentes de la CTA y la CGT de otras ramas gremiales. También ocuparon un lugar en la primera fila Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) y algunas Madres de Plaza de Mayo alineadas con el kirchnerismo.

Entre discurso y discurso, se leyeron algunas consignas generales del tipo “queremos salarios dignos”, “por una educación pública, popular y democrática” y “la educación es un derecho”.

Desde el “basta Macri” al “vamos a volver”

El primero en hablar fue Sergio Romero, secretario general de la Unión de Docentes de Argentina (UDA). El dirigente nucleado en la CGT dijo que “este Gobierno va por la escuela pública” y que “tendríamos que estar discutiendo en paritarias la recomposición del salario”. Romero agregó que “el Gobierno miente” y fustigó las evaluaciones del Programa Aprender al manifestar que “tenía muchas posibilidades de tener esos resultados” porque “no tuvo en cuenta numerosos factores”.

Siguió Fabián Felman, de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), quien planteó “la etapa que nos toca hoy es de organización y esa organización tiene que decir no a las políticas neoliberales”.

Luis Tiscornia de la Conadu Histórica dijo “coincidimos con toda la docencia del país y con todos los gremios docentes universitarios, en conjunto con el movimiento estudiantil para decirle al Gobierno que queremos un salario digno y defender la educación pública”.

Sara García, secretaria general de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), manifestó que “en defensa de lo que tenemos vamos a continuar”. Fue la única dirigente que planteó un solapado cuestionamiento al kirchnerismo, en la figura del Gobierno de Santa Cruz. “No queremos que se sigan haciendo los tontos ni los que están acá ni los que están allá lejos. Hoy es 22 y los docentes de Santa Cruz no cobraron aún sus sueldos”, expresó. “Queremos paritarias ya y las vamos a conseguir. Adelante, unidos, organizados y movilizados como siempre”, finalizó.

También habló Daniel Ricci de la Fedun, quien curiosamente agradeció “a los compañeros de la CGT y la CTA que siempre apoyan a los reclamos de los docentes”. “El 6 de abril se va a hacer sentir el silencio, exigiendo que haya un cambio de rumbo en las políticas. Tenemos que luchar para tener nuevamente un Gobierno al servicio del pueblo”, dijo con alto tono nac&pop.

Entre los más entusiasta kirchneristas estuvo Carlos Defeo, secretario general de la Confederación Nacional de Docentes Universitario (Conadu). “Queremos que en 2019 esta plaza se vuelva a llenar de alegría, como la tuvimos en los últimos años”, dijo excitado. Cuando terminó fue saludado entre risas por Baradel y demás dirigentes.

Otro efusivo kirchnerista fue Pedro Bayúgar, secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), quien antes de comenzar su discurso se sumó a cantar “vamos a volver” junto a manifestantes que coreaban desde abajo. “Esta plaza fue el descanso de los trabajadores con las patas en la fuente y donde el pueblo argentino lloró y reclamó por sus más de 30 mil muertos y desaparecidos por la dictadura cívico-militar-clerical”, dijo Bayúgar. Y agregó “le decimos a Macri: basta de ajuste, de despidos y de políticas que arruinan nuestra economía. Basta de desconocer el valor de la escuela pública y de abandonarla”.

Mientras el palco destilaba kirchnerismo, durante todo el acto tanto desde las nutridas columnas de las seccionales opositoras de Suteba como de seccionales de otras provincias argentinas y de agrupaciones antiburocráticas hubo un persistente reclamo de “Paro y plan de lucha nacional”. Sacando algunas referencias elípticas, ninguno de los discursos planteó algo en ese sentido.

“Vienen por la privatización”

El discurso final estuvo a cargo de Sonia Alesso, titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). Con tono pausado Alesso centró su discurso en la reivindicación de la docencia, de la militancia en escuelas y barrios y, obviamente, en el cuestionamiento a las política de Macri y Bullrich.

“Un abrazo gigante a cada uno de ustedes que marcharon desde el norte y el sur para decir que los docentes en Argentina no nos arrodillamos”, dijo Alesso. Y sumó un agradecimiento “a nuestros estudiantes de la escuela pública, que sueñan con un país justo y reclaman por sus derechos”.

“Estos señores a nuestra espalda, el Presidente, el ministro de Eduación, nos han agraviado a todos nosotros porque ninguno de los que están acá se cayó en la escuela pública”, respondió la dirigente.

En ese marco pidió “un aplauso para los sindicatos de todo el país, son un orgullo cada uno de los cinco gremios nacionales y las dos Conadu”.

En referencia al conflicto docente en sí mismo, Alesso le pidió “al Presidente que respete la ley, una ley votada en el Congreso y por la que nosotros militamos y marchamos”. Y agregó que “a pesar de las amenazas y los aprietes no nos rendimos y seguimos peleando”, insistió la referente de la Ctera.

Alesso dijo también que “la operación del Gobierno nacional no empezó ayer ni la semana pasada. Viene diciendo que los maestros no estudiamos, no nos capacitamos, desprecia a los científicos”. En ese sentido dijo que el Gobierno “viene por la privatización y por la mercantilización. Por eso nuestra tarea es difícil. Tenemos que militar en cada barrio, ciudad y lugar fortaleciendo e impulsando la defensa de la educación pública”.

Finalizando su intervención, Alesso dijo que “si el Gobierno no escucha a estos miles y miles de docentes este conflicto no se va a solucionar. La llave de destrabar el conflicto docente la tiene el Gobierno, no los trabajadores. Presidente Macri, ministro Bullrich, atiendan a los docentes, convoquen a la paritaria, si no el plan de lucha va a seguir”.

Por último la titular de Ctera convocó “el 30 de marzo todos a Plaza de Mayo, paro y jornada nacional de lucha. Nos tienen que oír en todas las escuelas de la patria. A militar, a fortalecer y a dialogar con los vecinos. Fuerza, fuerza, paro, carpas, lucha. Vamos compañeros. Fuerza”, concluyó Alesso.

El marco general del palco y gran parte de los discursos demostraron la voluntad de la dirigencia gremial de darle un curso netamente antimacrista al conflicto, silenciando el ajuste y los ataques similares a los de Macri y Vidal que efectúan Alicia Kirchner y Rosana Bertone en sus provincias.

Ese no es un dato menor. El doble discurso de la dirigencia gremial queda al desnudo ya que en este mismo momento miles de docentes santacruceños están protagonizando una dura pelea contra el ajuste del Frente para la Victoria, expresado en un ofrecimiento miserable (igual o peor que el que hace Vidal en Buenos Aires). Sin embargo, salvo alguna vaga referencia, esa lucha estuvo ausente entre quienes tomaron la palabra en el escenario.

La presencia de decenas de miles de maestras, maestros, profesoras y profesores de todo el país en las calles de Buenos Aires, indican que las fuerzas para combatir y derrotar los planes de ajuste del Gobierno nacional y de todas las gobernaciones están cada día más predispuestas. Se impone la discusión masiva y democrática (en asambleas de escuela, de ciudades y de provincias) para montar un plan de lucha nacional hasta vencer.






Temas relacionados

UTE-Ctera   /   Conadu Histórica   /   Suteba Ensenada   /   Conadu   /   Suteba   /   Sadop   /   AMET   /   UDA   /   Ctera   /   Suteba Tigre   /   Suteba La Matanza   /   Suteba La Plata   /   Educación   /   Mundo Obrero   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO