Mundo Obrero

FABRICAS RECUPERADAS

Salvataje a las empresas, nada para las fábricas recuperadas

El Ministro de Economía Martín Guzmán anunció un paquete de medidas económicas, en su mayoría son para mantener las ganancias de las patronales en medio de esta crisis. En ninguna de esas medidas se incluyen a las fábricas recuperadas.

Nicolás Benjamin

Redacción Zona Norte Gran Buenos Aires @NicolsBenjamin7

Federico Noa

PTS Zona Norte del Gran Buenos Aires

Jueves 19 de marzo | 09:24

En las cooperativas trabajan miles de personas en todo el país, que producen no sólo para mantener sus puestos de trabajo, sino que se proponen jugar un rol en medio de la crisis abierta con el Corona Virus. Los gobiernos son rápido para salvar las ganancias de las empresas, como desarrollamos acá, en cambio ante cooperativas y empresas recuperadas se las deja de lado.

Los trabajadores de las empresas recuperadas han demostrado una gran solidaridad con los sectores populares, en las donaciones de sus productos, las inundaciones, colegios, hospitales, etc. Son un gran ejemplo de organización y lucha, con mucha ligazón con pueblo trabajador, son y pueden ser aún más, lugares de organización, de coordinación de la solidaridad ante la crisis entre distintos sectores, y un claro ejemplo para que si alguna empresa cierra o despida, se ocupen las fábricas para ponerlas a producir.

En estos días, en plena crisis por el Coronavirus, ni lerdos ni perezosos, la empresa Edenor, quien cobra tarifas altísimas al pueblo trabajador, amenazó con cortar la luz a la empresa recuperada Madygraf.

Los trabajadores de la Ex Donnelley respondiendo con la solidaridad que son conocidos, poniendo a disposición sus instalaciones, su capacidad productiva y su mano de obra, ante la pandemia del Coronavirus. Tanto para la impresión de folletos informativos para el conjunto de la población, como la disposición para producir cualquiera de los elementos de seguridad e higiene como alcohol en gel.

Dentro de las medidas anuncia por el ministro está el Repro, un programa en el cual Estado garantiza una parte de los salarios de las empresas privadas. Este programa que es para que las patronales no pierdan un solo peso, no incluye como ya denunciamos a las fábricas recuperadas.

También se anunció la vuelta de plan Procrear, para la construcción y arreglo de viviendas, anunció que la cámara empresarial (COMARCA) de la construcción salió a festejar. La ex Zanon, hoy Fasinpat es una empresa de cerámicos junto con cerámica Neuquén y Stefani que produce ladrillos, estas fábricas recuperadas podrían proveer a quienes accedan al Procear garantizando buena calidad de los materiales y buenos costos por fuera de la especulación capitalista.

El hotel Bauen, a quienes todavía no se anuló el decreto de Macri contra la ley de expropiación favorable, podría ser un gran centro de salud si la situación lo ameritaba. Las decenas de cooperativas textiles podrían ser las productoras de los barbijos, ambos, sabanas, y todo lo necesario para los hospitales.

El ejemplo de Madygraf, no solo poniendo su capacidad a disposición ante la crisis, sino impulsando una comisión de seguridad e higiene, en donde los trabajadores deliberan y resuelven que es lo conveniente para trabajar en las mayores condiciones de sanidad.

Es necesario extender este ejemplo al conjunto de las fábricas, escuelas y universidades, para que seamos los trabajadores los que decidamos qué medidas hay que tomar en cada lugar de trabajo, asesorados por los profesionales de la salud.


Reproducimos comunicado

Comunicado de prensa

Trabajadores de cooperativa denuncian a Edenor por amenaza de corte

(17/3/2020) Somos trabajadoras y trabajadores de la Cooperativa Gráfica Madygraf, ubicada en Garin, Provincia de Buenos Aires, que con mucho esfuerzo mantenemos la empresa en producción luego de que la patronal se fugó. Hoy Edenor nos quiere sacar lo poco que tenemos, en medio de la crisis de salud, social y económica que está atravesando el país.

Edenor nos amenaza con proceder a cortar el suministro de energía y dejar a 150 familias sin su fuente de trabajo, en medio de la crisis ocasionada a raíz de la propagación del virus COVID-19 y las consecuencias económicas y sociales que esto implica para los trabajadores de la cooperativa MadyGraf, así como también para todos los trabajadores y el pueblo pobre.

Edenor nos ha aumentado desde 2016 un 1000 por ciento la tarifa de luz. Con mucho esfuerzo venimos afrontando un pago mensual de $400.000 a costa de ver reducido considerablemente nuestros salarios, por ende la comida de nuestros hogares. Mientras a Edenor y otras distribuidoras de energía, el gobierno de Macri le condonó deudas de más de 45 mil millones de pesos, a las fábricas recuperadas como MadyGraf, que hace más de cinco años sostenemos nuestro trabajo pese a todas las dificultades, nos exigen un pago de un $1.000.000. Lo que nos obliga a tener que elegir entre pagar la luz o comer.

Nuestra planta podría estar produciendo hoy folletos para que toda la población pueda recibir un instructivo con información fidedigna del Estado sobre los cuidados necesarios para enfrentar esta situación. En MadyGraf sostenemos nuestras fuentes de trabajo peleando por estar la servicio de las necesidades de la comunidad. Para ello necesitamos que el Estado destine los fondos suficientes para realizar trabajos como estos u otros.

Contacto de prensa:
Laura Arévalo 11-550-33111
Jimena Caruso 11-2676-4437






Temas relacionados

#EnDefensaDeZanonYMadyGraf   /   Empresas recuperadas   /   MadyGraf (ex-Donnelley)   /   Zanon   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO