Mundo Obrero Venezuela

BASTA DE SALARIOS DE HAMBRE

#SalarioIgualCanastaBasica fue primera tendencia de Twitter como reclamo general

La etiqueta impulsada por sindicatos, organizaciones de izquierda, activistas y luchadores del campo obrero y popular, de forma independiente a la oposición y el oficialismo, fue el primer lugar en las tendencias de Venezuela. El mensaje es por la exigencia de un salario mínimo igual a la canasta básica familiar, que ponga fin al hambre que padece el pueblo trabajador.

Jueves 30 de abril | 19:05

El día 28 de abril, miles de mensajes llevaron rápidamente la etiqueta #SalarioIgualCanastaBasica a la primera posición a nivel nacional, la cual se mantuvo “trending” dentro de las tendencias nacionales por 24 horas de forma continua.

Todo esto surge en el contexto del un “aumento” salarial nominal, anunciado por el gobierno de Maduro, pasando de Bs. 250 mil a 400 mil. El bono de alimentación, que no se suma a las prestaciones laborales y los cálculos de tablas salariales, pasó de Bs. 200 mil a 400 mil, para sumar en total Bs. 800 mil. Lo que a la tasa de cambio oficial del BCV vendrían siendo 4,53 dólares.

Este "aumento" de 60% sobre la base de un salario inexistente y en un contexto hiperinflacionario es puramente una burla, pues el 2 de enero, fecha del aumento salarial previo, el sueldo equivalía a 5,20 dólares a tasa oficial.

No bastando con esto, el gobierno hace oficial una lista de precios de 27 productos que con todo el descaro del mundo anunció como “precios acordados para proteger a los venezolanos de la usura y la especulación”, como lo presentó Tareck el Aissami, vicepresidente para el área económica.

Productos como el litro de aceite comestible, el café molido 500g, la harina de maíz precocida y el kilo de arroz fueron fijados en 1 dólar. La carne de res fue estipulada entre 2,40 y 3,85 dólares según el corte ¡otro gran favor a los empresarios!

El gobierno se reúne con los grandes empresarios para acordar precios anclados al dólar, pero hace oídos sordos al reclamo de los trabajadores, con quienes no se sienta y para quienes fija un salario en bolívares completamente devaluado e inexistente. Así, para adquirir la lista de productos a esos precios, se necesitan 32 dólares o Bs. 5.590.000, ¡lo que equivale a 22 salarios mínimos (2,26 dólares a tasa BCV)!

A pesar de que la semana pasada estuvo llena de manifestaciones por el hambre, con decenas de detenidos, heridos y un muerto, los dirigentes y voceros del gobierno como el dip. constituyentista Francisco Torrealba aplauden un “aumento” del salario que no llega a cubrir el 1% de la canasta familiar.

No se trata solo de la caída de las exportaciones petroleras y de la desinversión, el gobierno ha impuesto paquetazos y una distribución extremadamente regresiva del ingreso nacional, correspondiéndoles a los trabajadores vía salarios tan solo ¡un 2% del PIB actual! (que en años anteriores alcanzaba el 30 o 50% del PIB dependiendo del año en referencia), si se hace el cálculo tomando el salario mínimo de 4 dólares mensuales como base. Imposición que ha logrado valiéndose de los ataques, de la desorganización y desarticulación del movimiento obrero, la represión y la cooptación.

La oposición de derecha representada en Guaidó tampoco representa una alternativa, la propuesta salarial de José Guerra, la AN y su Plan País no es sino de unos míseros 20 dólares al mes, muy lejos de la canasta básica de 300 dólares. Pues son ellos acérrimos defensores de la deuda externa y la distribución regresiva del ingreso en contra de la clase trabajadora. Además de ser cómplices y responsables de la situación nacional por las sanciones y confiscaciones criminales que castigan al pueblo y que ellos apoyan y promueven.

En torno a este panorama, sindicatos, organizaciones de izquierda, activistas y luchadores del campo obrero y popular convocaron a un exitoso tuitazo independiente de la oposición y el gobierno, en el que cientos de personas expresaron su voz agrupadas bajo la bandera del salario.

Este reclamo viene siendo parte de numerosos sectores de trabajadores y de varias organizaciones de izquierda, exigencia que viene a tomar aún mayor importancia en la profundización de la catástrofe económica y la pandemia. Docentes y trabajadores universitarios también han estado organizando tuitazos exitosos que han logrado posicionarse en los primeros lugares de las tendencias a nivel nacional en los últimos dos meses.

Esto demuestra que cuando los trabajadores se organizan de forma independiente, son capaces de hacer escuchar con fuerza sus propias demandas, incluso con más fuerza que los aparatos de la oposición y el oficialismo, quienes cuentan con abundantes recursos mediáticos y económicos a su disposición y miles de cuentas bot en Twitter.

Es urgente que la clase obrera se unifique en torno a la lucha por un salario igual a la canasta básica. Debe impulsarse la discusión de un plan obrero y popular de emergencia para que no siga siendo el pueblo trabajador el que paga la crisis. De modo que los trabajadores puedan oponer su propia alternativa a la podredumbre de las dos “opciones” en el panorama político nacional.

Te puede interesar: Es necesario coordinar las luchas para conquistar nuestras demandas

Ángel Arias, trabajador estatal y dirigente de La Liga de Trabajadores por el Socialismo, declaró que "La farsa de aumento recién la recibiremos la 1ra quincena de mayo, pero desde ya los precios siguen aumentando. Lo que necesitamos es #SalarioIgualCanastaBasica y conformar comités en los barrios y de trabajadores para controlar la distribución de los alimentos y fijar los precios, como parte de un programa obrero y popular de emergencia".






Temas relacionados

Mundo Obrero Venezuela   /   Protestas   /   Salarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO