×
×
Red Internacional

No a la guerra. Racismo: la policía alemana separa a los refugiados en dos grupos, "ucranianos" y "refugiados negros"

Un video reveló el racismo que sufren los refugiados ucranianos de África o India al llegar a Alemania. Es urgente exigir fronteras abiertas.

Viernes 4 de marzo | Edición del día

Más de un millón de personas han abandonado suelo ucraniano desde el comienzo de la invasión rusa según los datos de Naciones Unidas, la gran mayoría ha entrado en Polonia.

Los gobierno de la Unión Europea hicieron declaraciones anunciando que recibirían a los refugiados que escapan de la guerra en Ucrania, mientras las principales cadenas de noticias occidentales muestra el dolor de miles de personas obligadas a abandonar su hogar.

Un video que apareció en redes sociales mostró como en Alemania, más allá de las palabras, no todos los refugiados son recibidos por igual.

En el video se ve como una joven, que es parte de un grupo de ayuda a los refugiados, denuncia que la policía alemana tiene la orden de separar a los refugiados "ucranianos" de "las personas negras" que llegan en tren desde Polonia.

En sus redes sociales una corresponsal de France 24 y Deutsche Welle, describió lo mismo. "Actualmente estoy en un tren de regreso de Varsovia que está lleno de refugiados que se dirigen a Berlín. En Frankfurt-am-Oder, la policía fronteriza alemana desembarcó muchos BIPOC (siglas en ingles para de personas negras, indígenas y de color). No puedo decir si sacaron a todos del tren, pero solo bajaron las personas de color, sus parejas e hijos." relata la periodista.

Este hecho de racismo no es nuevo, los ciudadanos de países africanos, el Magreb, pero también Afganistán o incluso ciudadanos indios enfrentaron un trato totalmente racista de parte de los guardias fronterizos polacos.

Las autoridades polacas negaron los hechos, pero decenas de vídeos publicados en las redes sociales muestran efectivamente a refugiados no europeos varados en las fronteras de Ucrania con Polonia, Eslovaquia o incluso Rumanía. Se les niega el acceso a los trenes y en ocasiones son reprimidos con violencia.

El cerco mediático impuesto por los países europeos y Estados Unidos busca impedir que estas escenas no llegan al resto del mundo.

Frente a este trato racista y brutal, es urgente exigir una acogida incondicional para todos los refugiados y la apertura de fronteras para todos aquellos que huyen de la guerra. Una demanda que la situación ucraniana hace urgente, pero que también debería generalizarse a todos los migrantes, para los que exigimos libertad de circulación y residencia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias