Política

PATRONALES

Quiénes pagan la crisis: ¿por qué Fernández no aplica el aumento del 3 % a las retenciones?

En la llamada Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, votada en el Congreso, faculta a Fernández a fijar retenciones del 3 % al campo. Pero al día de hoy todavía no echó mano a este recurso.

Lunes 6 de enero | 14:05

Hace casi un mes Alberto Fernández asumía la presidencia. Poco después se votaba en el Congreso la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva. Entre las facultades que se le otorgaba al Ejecutivo, una era la de actualizar retenciones al campo en un 3 %.

Pero Fernández, que había prometido durante la campaña velar por los intereses de los trabajadores y los más golpeados en los años macristas, a poco menos de un mes de su asunción y frente a un refunfuneo de las patronales agrarias, desatado por el decreto 37/2019, ha dejado en suspenso el aumento del 3 % al que lo faculta la ley aprobada por diputados y senadores.

Te puede interesar: El Gobierno aumentó las retenciones a las exportaciones

Vale tener en cuenta, que el campo fue uno de los ganadores en la era Cambiemos (y en la historia argentina, podemos agregar), durante los años amarillos no se cansaron de acopiar dólares.

Si bien en la ley que votó el Congreso se ratificaba la actualización del 3 % de retenciones al agro (que no era más que una actualización de lo que había hecho el macrismo en 2018), Alberto todavía no lo aplicó.

El nuevo presidente recibió a los representantes del campo, junto al ministro de Agricultura Luis Basterra. En esta reunión Jorge Chemes, presidente de la CRA, afirmó “estar abiertos al diálogo”. De la reunión, según indican varios medios periodísticos, surgió la decisión de no aplicar las retenciones.

La previa a la reunión fueron los “tractorazos” en varios puntos del país y la amenaza (todavía latente) de paros productivos y suspensión de comercialización por algunos días.

Los reclamos comenzaron con el decreto 37/2019 que firmó Alberto Fernández y fue publicado en el Boletín Oficial el 14 de diciembre pasado, que eliminó los 4 pesos por dólar (establecido en el artículo 2° del Decreto N° 793 del 2018). Ante esto, las patronales del sector evaluaban que por los vacíos que dejó el decreto, la soja llegaría a pagar 30 %, y para otros granos (maíz, trigo, girasol) 12 %.

De todas maneras, estas retenciones seguían siendo porcentajes inferiores a lo que había a fines del 2015 cuando la soja pagaba un 35 %, el trigo 23 %, y el maíz un 20 %.

Además, las patronales rurales -junto a entidades bancarias- fueron grandes ganadores en los últimos años. Por tomar sólo un ejemplo, con cada golpe devaluatorio -que hundía el salario de los trabajadores-, se favorecían (ya que venden en dólares) con ingresos millonarios.

Te puede interesar: Las patronales agrarias amenazan por las retenciones, aunque ganaron millones

Sólo en agosto pasado (luego de las Paso), con la devaluación de más del 20 % del peso, los productores agrarios se embolsaron $ 92 mil millones, mientras los trabajadores veían cómo se les evaporaba su salario.

El "pataleo" de los agroexportadores, es un capricho de patrón de estancia propio de su sed ganancias. Nunca pierden, siempre quieren ganar más.

Te puede interesar: Jugando a los gangsters: los ganadores de una semana de furia

En lo que va del mandato de Fernández, contrastando con sus promesas electorales, lo que primó fue favorecer a los ganadores de siempre: empresarios -por ejemplo bajándole retenciones a petroleas y mineras-, acreedores y el FMI -utilizando reservas del Banco Central para pagar deuda, entre otros. Mientras que para "los últimos" continuó el ajuste, muestra de esto es la suspensión de la movilidad jubilatoria o el misero aumento a trabajadores y trabajadoras, anunciado la semana pasada.

Mientras la presión empresaria (comúnmente llamada Lobby) logra que le bajen las retenciones (que significa que el Estado recauda menos) como las mineras, o ahora la CRA que con un pataleo logra que no se aplique por el momento el 3% (ya de por si escaso), los trabajadores se tienen que conformar con aumentos en cuotas, que apenas cubre lo que perdieron durante estos cuatro años.

Mención especial merecen los “representantes” de los trabajadores cómo la CGT, que durante este tiempo, no muestran ni de lejos la animosidad de lo representantes de las patronales. Siguen dejando pasar la fiesta de los ricos mientras defienden las migajas para los trabajadores.

Te recomendamos: Tras el insuficiente aumento salarial: ¿qué hará la CGT?

Alberto Fernández parece ceder más fácilmente a los reclamos de los dueños del país, pero para jubilados y trabajadores les pide “no hacer reclamos desmedidos”. Cabe preguntar entonces, ¿el ajuste lo están pagando los que más tienen?






Temas relacionados

Agroexportadores   /   Alberto Fernández   /   Agro   /   Retenciones   /   Federación Agraria   /   Campo   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO