Política

AJUSTE

Omar Perotti sin luna de miel en Santa Fe

Docentes y estatales dan una fuerte respuesta a las medidas del gobierno. Derrotado por el socialismo por la declaración de las emergencias; la seguridad en la provincia lo pone en el centro de las miradas.

Sábado 4 de enero | 10:01

La que pasó fue una semana complicada para el flamante gobernador del Frente de Todos. El lunes 30, los diputados del Frente Progresista le dieron los votos para la reforma tributaria, que incluye aumentos de todos los impuestos provinciales. Pero el ex gobernador Miguel Lifschitz, hizo pesar su mayoría en la cámara y rechazaron el paquete de leyes de emergencia (social, económica, sanitaria, alimentaria, financiera, fiscal en las contrataciones públicas, y en materia de seguridad), que incluía superpoderes para Omar Perotti.

Lo que siguió a una larga transición de 200 días fueron unas desordenadas tres semanas de gestión. El escrache a la casa del gobernador en Rafaela en una movilización contra la inseguridad y el ataque a balazos contra el Centro de Justicia Penal en Rosario avivó el fuego cruzado entre el oficialismo y la oposición. El gobernador tuvo que salir a poner paños fríos luego de las declaraciones del Ministro de Seguridad Marcelo Saín que responsabilizó a "militantes socialistas" por los incidentes frente a la vivienda del mandatario.

La casa no está en orden

El fracaso de Perotti en las sesiones legislativas le marcó la pauta de que para gobernar deberá negociar con el socialismo y con su propia bancada comandada por el "judas" Traferri, socio político de la vicegobernadora Rodenas. El jefe del bloque y cinco senadores votaron el presupuesto 2020, desobedeciendo al gobernador que esperaba la aprobación del presupuesto nacional.

Ahora bien, los verdaderos rehenes de esta interna entre el peronismo y la oposición son las y los trabajadores. En el segundo día del año docentes y trabajadores estatales se movilizaron en varias ciudades de la provincia, reclamando contra la extensión del cronograma de pagos. Perotti lo dejó claro: si no sale la ley de emergencia que el socialismo con su mayoría debía aprobar, las y los docentes no iban a cobrar en los términos que dicta la ley. La rosca de una casta política, que define discutir esta medida el penúltimo día del año, termina cortando el hilo por lo más delgado: miles de trabajadoras y trabajadores estatales con vacaciones obligadas en enero y que aún no cobraron su sueldo.

Este viernes por la mañana visitó la provincia el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, para firmar el compromiso "Todos los chicos y chicas en la escuela". Un acuerdo rimbombante que no define qué presupuesto será destinado a estos programas, ni qué sucederá con el cronograma de pagos de salarios de miles de docentes.

Qué propone la izquierda

Una medida de emergencia que viene remarcando el diputado nacional Nicolás Del Caño es la necesidad de que cada diputado y senador cobre como una maestra para terminar con los privilegios con lo que cuenta la casta política, alejada de los padecimientos y necesidades de la mayoría de la población. Algo que desde hace años el PTS en el Frente de Izquierda Unidad pone en práctica en cada banca conquistada.

En medio de una crisis que generaron los que amasan grandes fortunas, los platos rotos no los puede seguir pagando el pueblo trabajador.Perotti rápidamente mostró que su política de achicar el Estado y resolver la grave situación económica es atacando a los trabajadores. En menos de 25 días de mandato ya vetó una ley de expropiación del Ingenio Las Toscas dejando en riesgo a 164 familias, además dejó sin salarios, hasta prácticamente mediados de mes, a docentes, estatales y trabajadores de la salud pública. Las conducciones provinciales de los sindicatos no pueden quedarse de brazos cruzados viendo pasar los ataques, como hicieron durante todos estos años. Tienen que ponerse a la cabeza de enfrentar el ajuste con un plan de lucha serio.

Te puede interesar: Diputados santafesinos rechazaron paquete de emergencias y aprobaron reforma impositiva. ¿Qué propone la izquierda?

Desde el PTS venimos planteando que hay que avanzar con impuestos progresivos a las ganancias de las grandes empresas que manejan la economía nacional, y revisar las concesiones sobre los puertos que pertenecen a la provincia y hoy están en manos privadas. La suba del impuesto a las cerealeras y los bancos conforma una medida insuficiente -aumentó las retenciones al 2 % para un sector que gana cientos de miles de pesos por minuto-.

Estas medidas deben estar puestas en camino a un plan para estatizar los puertos y grandes cerealeras bajo gestión de sus trabajadores, para poner esos recursos en función de resolver una crisis social, no solo en la provincia, sino en todo un país donde la pobreza es extrema.






Temas relacionados

Marcelo Saín   /   Santa Fe   /   Omar Perotti   /   Ajuste   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO