Internacional

NO + AFP

Más de un millón en las calles de Chile contra la jubilación privada

Una multitud volvió a salir a las calles de Chile este domingo para pronunciarse contra el sistema privado de jubilación, conocido como AFP, instaurado bajo la dictadura de Pinochet.

Domingo 21 de agosto de 2016 | 21:20

A menos de un mes de la última movilización, que había juntado unos 700.000 manifestantes en todo el país, los chilenos volvieron a salir a las calles este domingo para pronunciarse contra el sistema privado de jubilaciones. El grito NO + AFP (Administradoras de Fondos de Pensión) se hizo sentir fuerte en las calles de todo el país, en las diversas regiones, provincias y ciudades.

Te puede interesar: Los indignados de Chile salen a la calle contra las AFP

Según los organizadores, 1.500.000 personas tomaron las calles. Trabajadores, jubilados, familias, profesionales y jóvenes, en una gran movilización donde se cantaba contra las pensiones de miseria, contra José Piñera y las AFP.

Valparaiso

Te puede interesar: Más de un millón en las calles del país

El sistema conocido con el nombre de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), fue impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet. El artífice fue el entonces ministro del Trabajo, José Piñera, hermano del expresidente Sebastián Piñera.

Iquique

El sistema de AFP diseñado por Pinochet y vigente hasta el día de hoy, obliga a los trabajadores a aportar compulsivamente 10% de sus salarios a las empresas privadas de administración de pensiones durante toda su vida laboral.
A más de 30 años de la existencia de la jubilación privada los chilenos denuncian que las administradoras se quedan con las ganancias mientras que la mayoría de los jubilados cobran pensiones miserables, aún menores a las de un sueldo mínimo.

Antofagasta

Al repudio masivo frente a un sistema que produce cada vez más jubilados empobrecidos se sumó la bronca de millones al darse a conocer recientemente las jubilaciones millonarias que cobraban miembros del Ejército y Gendarmería. Cuando se diseñó el sistema de AFP para todos los y las chilenas se diseñó un esquema paralelo para los miembros de las Fuerzas Armadas, a los que les sigue pagando la jubilación el Estado y que pueden llegar a ganar 30 veces más de lo que perciben el 90% de los jubilados chilenos.

Tarde para reformas

La magnitud del descontento frente al sistema de pensiones no solo deja fuera de lugar la defensa de las AFP que han ensayado los empresarios del sector, sino que tampoco dan margen a los intentos de reformas anunciadas por el gobierno de Bachelet. Por el contrario el odio masivo contra este sistema, que hunde en la misera a millones de chilenos, está empujando la popularidad de la presidenta a mínimos históricos.

Frente a la posibilidad de que se les acabe este negocio millonario, los empresarios propusieron que la solución sería aumentar la edad de jubilación. Es decir, ni más ni menos que aumentar la cantidad de años de aportes que las administradoras reciben de parte de los trabajadores. El propio José Piñera, creador del sistema de pensiones y ex ministro del Trabajo del dictador Augusto Pinochet, volvió al país para defender las AFP con los argumentos más escandalosos.

Todo indica que ya es tarde. Ni la defensa abierta de este sistema por parte de los funcionarios de la dictadura, ni los intentos por parte de este Gobierno de hacer "reformas" o "anuncios" que mantienen las herencias de esa dictadura y su negocio con las pensiones de miseria, pudieron calmar la indignación nacional contra las AFP.

Algunos señalaron a los manifestantes que salieron a las calles como "los indignados" de Chile. La lucha contra el sistema de pensiones se suma a la que vienen dando cientos de miles de estudiantes en todo el país por la educación gratuita. Ambos sistemas que mercantilizan las pensiones y la educación, son una herencia de la dictadura que se mantienen hasta nuestros días, y que ningún gobierno ha modificado. Bachelet ensayó promesas de cambio, tan solo una serie de reformas que no acaban con esta aberración y siguen garantizando el lucro en ambos terrenos. La caída abrupta de la popularidad de Bachelet, que no encuentra su piso, no hace más que mostrar que es tarde para reformas. La calle se volvió a manifestar y gritó fuerte NO + AFP.

Te puede interesar: Cientos de miles en las calles para acabar con las AFP






Temas relacionados

Chile   /   NO + AFP   /   Michelle Bachelet   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO