Mundo Obrero

40 AÑOS DEL GOLPE

Marchar el 24 de Marzo, una cuestión de clase

Este 24 de marzo, los trabajadores tenemos una cita de honor, porque no sólo marchamos con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia por los 30.000 desaparecidos, sino para decirle a Macri que esta clase trabajadora, es la misma que cercenó el golpe militar del 76, que más que nunca, a 40 años de ese fatídico acontecimiento, seguimos de pie, los hijos, los nietos, los hermanos, las madres y padres, las abuelas de toda esa generación que cayó en manos del brazo armado del Estado.

Carina A. Brzozowski

Agrupación Bordó Leo Norniella en Alimentación

Miércoles 23 de marzo de 2016

Nos seguimos preguntando dónde están, los seguimos viendo en cada marcha a la que nos movilizamos, en cada bandera que levantamos, en las pancartas con sus nombres. La vanguardia obrera que dio la vida por sus ideales, por querer organizar a los trabajadores más conscientes para acercarlos al camino de la lucha, de la rebeldía a un sistema sumamente opresor que nos aplastaba la cabeza.

Nos seguimos preguntando dónde están, aunque de algunos de ellos conocemos sus tumbas, pero la pregunta está latente, porque también nos gustaría entender cómo pasó, cómo fue que la clase explotadora, repodrida de la burguesía, tuvo vía libre para envalentonarse y ponerle freno a ese viento fresco que soplaba desde las coordinadoras interfabriles, desde las comisiones internas combativas, desde los centros de estudiantes que salían a la calle a apoyar a la clase obrera, a la vez que luchaban por sus derechos en materia educativa.

Nos seguimos preguntando dónde está ese viento fresco.
Me lo pregunto cada día cuando se enciende el botón verde de las máquinas en la fábrica, cuando comienza el murmullo de los compañeros y los brazos sacan cajas de los pales, las manos de las compañeras insertan las bobinas de papel en las máquinas para la envoltura de los bombones, se enciende la radio, escuchamos la temperatura, el informe del tránsito. Empieza a escribirse la historia del día. Estamos todos. Pero hace 40 años atrás, se encendían los botones verdes y siempre faltaba un compañero, siempre se agregaba un nombre a las listas de desaparecidos, una madre más salía a reclamar con sus fotografías por los destacamentos policiales, por los cuarteles, las iglesias. El grito visceral resonaba como ahora, que pedimos justicia para los responsables, para que los que no están, puedan volver, de la forma que sea, en sus hijos nacidos en cuevas infectas, en sus huesos apenas identificables, en su legado por la lucha de los trabajadores, en el amor por las abuelas inclaudicables que aún buscan sus semillas.

Nos sobran motivos para marchar, para decirle a este gobierno que no queremos ningún protocolo represivo, que no queremos causas judiciales por manifestarnos, que no queremos que nos espíen y guarden nuestros nombres en carpetas que poseen los servicios secretos.

Nos sobran los puños para levantarlos bien alto, para decir que no queremos que ningún presidente imperialista, que está asesinando a los niños de Medio Oriente, que es el responsable del genocidio que en pleno siglo 21 está destruyendo pueblos enteros, está desparramando a la clase trabajadora mundial como parias por todo el mundo, teniendo que soportar que los xenófogos de cada potencia imperialista les cierre sus puertas y tengan que morir ahogados en los mares de la desesperanza, venga a visitar nuestra tierra y que nuestro presidente le dé la bienvenida cediendo a los intereses de las grandes multinacionales y la casta de empresarios para la cual gobierna.

Por eso este 24 de marzo tenemos que salir a la calle y decirle a Macri que este pueblo está de luto activo cada año para esta fecha, un luto activo que nos hace salir a marchar por nuestros compañeros desaparecidos, por los compañeros perseguidos por luchar, contra el ajuste que se viene y para que no se le ponga techo a las paritarias. Que las centrales obreras se hagan eco de nuestro reclamo, que no le dejen pasar a este gobierno y sus CEOS este ajuste que quieren aplicar al pueblo trabajador.

Nos ponemos nuestras remeras, nuestros pañuelos violetas, marchamos con los obreros, con Pan y Rosas, por nuestras compañeras que ya no están, por las que luchan cada día por un mundo sin explotados ni explotadores.

Todavía nos preguntamos dónde están, pero los sentimos muy cerca cuando desplegamos nuestras banderas, el sonido del viento soplando en las telas rojas, los nombres de las agrupaciones obreras pintadas en ellas, como en los setenta. El grito de “Por los treinta mil desaparecidos, presente, ahora y siempre” PRESENTE.

Gritamos con fuerza por todos los luchadores, por nuestra historia de lucha, interrumpida, pero nunca acallada, jamás vencida.

Este jueves 24 de Marzo, marchá con el PTS en el FIT con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia. La cita es en Rivadavia y Montevideo, Congreso, 15:30 hs. Cita de honor de la clase trabajadora que ya comenzó con la resistencia.






Temas relacionados

Genocidas   /   Golpe militar en Argentina   /   Desaparecidos y desaparecidas   /   Mundo Obrero   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO