×
×
Red Internacional

América Latina. Llamado a paro nacional en Colombia a puertas de las elecciones parlamentarias

La Central Unitaria de trabajadores (CUT) ha llamado a un paro nacional el próximo 3 de marzo debido al alza de los alimentos, la gasolina, el asesinato de líderes sociales, entre otras motivaciones. Todo lo anterior en vísperas de las elecciones parlamentarias del 13 de marzo.

Begonia D.Corresponsal en Bogotá

Martes 22 de febrero | Edición del día

El pasado 15 de diciembre mediante el decreto 724 de 2021 se estableció en Colombia el ajuste del salario mínimo que regirá en 2022. Por primera vez en muchos años se llegó un acuerdo con las centrales obreras, quedando fijado un aumento del 10,7%, es decir $1.000.000 de pesos colombianos que equivalen a 254 dólares mensuales, además del subsidio de transporte.

En un principio parecía un aumento significativo, sobre todo si se compara con años anteriores en los que el alza fue de 3,5% para el 2021 y de 6% para el 2020. Sin embargo, el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas de acuerdo al Departamento Nacional de Estadística - DANE aumentaron 19,94% en las cifras anuales. Productos indispensables en la canasta familiar como la papa aumentó 25,34%, la cebolla 15,58%, el plátano 15,53%, otros como la leche, los huevos y las frutas también han tenido aumentos drásticos, además de la gasolina (7.3%) y por ende el transporte. Comparado con enero del 2021, las y los colombianos pagaron un 20% más por los alimentos este año.

Es así, como la Central Unitaria de Trabajadores ha llamado a una jornada de paro nacional el próximo 3 de marzo, que ha caído mal a los políticos con aspiraciones a una curul parlamentaria o a la presidencia, pues el próximo 13 de marzo serán las elecciones para elegir congreso y senado.

Declaraciones como la del senador Gustavo Bolívar, progresista de la coalición Pacto Histórico considera inconveniente el paro del próximo 3 de marzo.

Sectores de la derecha coinciden con las declaraciones de Bolívar, aunque desde una posición más extrema estigmatizando a quienes exigen sus derechos en las calles, como el caso del precandidato por Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, quien declaró mediante un video en su cuenta de twitter que “Eso es lo que no se puede permitir. Una cosa es la protesta social pacífica y otra cosa, muy diferente, son la violencia y los bloqueos”.

La Central Unitaria de Trabajadores - CUT además ha llamado a la movilización el 28 de abril, día que se conmemora un año del inicio de lo que se conoció como el Paro Nacional el año anterior. Asimismo, Fernando Maltes presidente de la CUT en declaraciones al diario El Espectador advierte que “el Primero de Mayo nos movilizaremos a celebrar el Día Internacional de los Trabajadores. Acompáñenos en la movilización pacífica y en la lucha política general por cambiar el rumbo del país”,

Entre tanto, las encuestas siguen posicionando al Pacto Histórico, incluso en las elecciones parlamentarias, de acuerdo al diario el Espectador “a la hora de consultar por las preferencias en cuanto a partidos o movimientos políticos, el 12,5% se identificó con el Pacto Histórico, el 10,4% con el Partido Liberal, el 9,8% con el Nuevo Liberalismo, el 8,0% con el Centro Democrático y el 5,9% con la Alianza Verde, en cuanto a los cinco primeros lugares”.

El hecho de que representantes del Pacto Histórico rechacen la necesidad de hacer un paro ya muestra que a pesar de ser favoritos en las encuestas, quieren evitar cualquier tipo de agitación social que recuerde a las movilizaciones del año pasado y que vienen desde el 2019. En esas dos ocasiones los trabajadores, estudiantes y el pueblo colombiano demostraron que están dispuestos a todo para pelear por sus derechos y acabar con el modelo neoliberal y de muerte de las últimas décadas.

Sin embargo, todas las fuerzas políticas, incluyendo a las progresistas, y las direcciones sindicales terminaron aceptando sentarse en una mesa de diálogo, que resultó solo favorecer a Duque, cuando miles seguían en las calles de todo el país y enfrentaban una brutal represión policial y militar. Ese desvío tenía en objetivo de llevar todo el movimiento al camino muerto de las elecciones con la promesa de que allí cambiarían las cosas. Hoy vuelven a hacer lo mismo al decir que no es conveniente un paro a pesar de la inflación que se come los salarios, la pobreza, los muertos y perseguidos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias