Internacional

CRISIS EN EL ESTADO DE ISRAEL

Israel va por tercera vez en un año a elecciones, mientras sigue bombardeando Gaza

El parlamento israelí no logró llegar a un acuerdo y conforme a su legislación este último miércoles se disolvió, realizando un llamado a nuevas elecciones para el 2 de marzo del 2020.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Jueves 12 de diciembre de 2019

Continúa la crisis política tanto del Estado de Israel como del propio Benjamín Netanyahu.

Este miércoles era el último plazo para que la knéset (parlamento) lograra nombrar a uno de sus diputados como Primer Ministro, luego de que fracasaran los intentos tanto de Netanyahu, con su partido el Likud, como los de su oponente, Benjamín Gantz - líder de Azul y Blanca (Kahol Lavan)-, para lograr formar gobierno.

Es mas, es tal el tembladeral político que enfrenta Netanyahu que a fines de diciembre tendrá que afrontar unas internas partidarias, antes de las elecciones generales del 2 de marzo próximo.

Por primera vez desde que se creó ese Estado, los partidos del régimen sionista no logran llegar a un acuerdo para formar gobierno. Tuvieron elecciones en abril, luego en septiembre y ahora los israelíes tendrán que volver a votar a principios de marzo del año que viene.

En ninguna de las dos instancias electorales ni Netanyahu ni Gantz lograron llegar a los 61 escaños necesarios para formar gobierno.

Te puede interesar: Netanyahu desiste de formar gobierno en Israel

La derecha secular representada por Avigdor Lieberman fue una suerte de árbitro que bloqueó la posibilidad de que el Primer Ministro pudiera llegar al número necesario.

Esto debido a la disputa que el ultra derechista (ex ministro de Defensa de Netanyahu) mantiene con la extrema derecha religiosa que se niega a realizar el servicio militar. Tampoco Gantz (ex Jefe del Ejército israelí) pudo contar con sus votos, ya que se opuso a cualquier acuerdo de éste con la coalición árabe.

Esta crisis política se vio profundizada por la acusación del fiscal general Avichai Mandelblit contra Netanyahu por cohecho, fraude y abuso de confianza.

Te puede interesar: La acusación a Netanyahu profundiza la crisis del Estado de Israel

Netanyahu quien ya lleva 10 años ininterrumpidos en el gobierno, está viendo disminuida fuertemente su popularidad. Por eso este año redobló sus discursos amenazantes contra Irán, su principal enemigo en la región (que viene sufriendo un bloqueo económico por parte de Estados Unidos).

Pero sobre todo aprovechó para volver a atacar Gaza por medio de bombardeos, con la excusa de los cohetes que arroja la Yihad Islámica desde esa región, que comenzaron como respuesta al asesinato de unos de sus líderes: Bahaa Al Ata, muerto con los llamados bombardeos selectivos.

El 12 de noviembre Israel comenzó a bombardear la Franja de Gaza, al día siguiente ya se registraban 23 muertos palestinos. Además Netanyahu insiste con la anexión del Valle de Jordán -parte de los territorios ocupado- y el norte del Mar Muerto (para las elecciones de septiembre ya anunciaba que de ser reelecto, llevaría adelante esa anexión).

Te puede interesar: Netanyahu profundiza su campaña antipalestina a horas de las elecciones

Se trata de una extensión territorial que abarca casi el 30% de Cisjordania. Este último lunes Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, realizó declaraciones a la prensa afirmando que de llevar adelante esa amenaza, se romperían todos los acuerdos del gobierno palestino de Cisjordania con Israel.

En su desesperada y temeraria búsqueda de continuar detentando poder y salir impune de las acusaciones de corrupción, Netanyahu arriesga volver a convertir la zona en un polvorín.

Ante eso, días pasados, fue la propia Cámara de representantes de Estados Unidos que, de forma cínica, se pronunció por la solución de dos Estados, lo que implica para los diputados del país imperialista que votan anualmente una partida presupuestaria para ayudar a sostener al principal Estado terrorista de Medio Oriente, "desalentar tanto la anexión unilateral de territorios (NR: por parte de Israel), como el intento de lograr estatuto de Estado por fuera de la negociaciones bilaterales".

Fue un mensaje también para Donald Trump que hace poco afirmó que "los asentamientos no son ilegales".

No hay mejor defensa que un buen ataque parece pensar Netanyahu que ahora ve en este tercer llamado a elecciones una nueva oportunidad para intentar seguir al frente del Estado Nacional Judío de Israel.






Temas relacionados

Donald Trump   /   Estado de Israel   /   Ejército israelí   /   Franja de Gaza   /   Benjamin Netanyahu   /   Cisjordania   /   Elecciones   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO