Internacional

GRECIA ALEMANIA

Gobierno de Grecia reclama a Alemania reparaciones por la ocupación nazi

Este miércoles, el Parlamento griego aprobó por amplia mayoría la formación de una comisión para exigir reparaciones a Alemania por los daños causados en la ocupación nazi del país. Berlín respondió que ese “capítulo ya está cerrado”.

Viernes 13 de marzo de 2015

Fotografía: EFE-Alexandros Beltes

El Parlamento griego aprobó durante la madrugada del miércoles, por unanimidad, la creación de una nueva comisión formada por todos los partidos para reclamar a Alemania reparaciones de guerra, así como la devolución del préstamo forzoso durante la ocupación nazi y de las obras de arte expoliadas.

En un debate que se prolongó durante más de siete horas, los diputados de todos los partidos mostraron consenso en cuanto al objetivo, si bien hubo matices con respecto a cómo debían formularse las reclamaciones.

Este es un tema muy sensible en Grecia, más aún con las presiones Alemanas para que Grecia cumpla con el pago de su cuantiosa deuda, que avivan el sentimiento “anti alemán” en el país.

En su discurso de apertura de debate, el primer ministro, Alexis Tsipras, reconoció que el tema es muy "técnico y sensible", pero que uno tiene el "deber" de abordar.
Tsipras reiteró que las víctimas griegas de la ocupación nazi deben ser homenajeadas y dijo que "los recuerdos" de estos crímenes "están vivos y debemos mantenerlos vivos, no para avivar la falta de confianza entre pueblos, sino para recordar lo que pasa cuando en vez de la solidaridad se imponen los sentimientos de superioridad nacional".

El gobierno alemán respondió el jueves que el capítulo de las reparaciones de guerra a Grecia e indemnizaciones por los crímenes nazis está cerrado, al tiempo que recordaba la necesidad de "resolver conjuntamente" los "serios problemas" del presente que afectan a Atenas.

"Alemania es muy consciente de su responsabilidad histórica con las víctimas del nazismo, pero el capítulo de las reparaciones está jurídica y políticamente cerrado", indicó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, después de que el Parlamento griego aprobara la creación de una comisión para plantear esas exigencias a Alemania.

Es el momento de dejarse de "debates emocionales" y concentrarse en los problemas del presente de Grecia, añadió en la misma rueda de prensa su colega de Finanzas, Martin Jäger, en alusión a las negociaciones iniciadas hoy en Bruselas en el rescate griego para desbloquear el desembolso de su último tramo.

Seibert declinó entrar a valorar las amenazas del ministro griego de Justicia, Nikos Paraskevópulos, quien se mostró dispuesto a ejecutar una sentencia del Tribunal Supremo y expropiar bienes alemanes en Grecia, como el Instituto Goethe o el Colegio Alemán, por la matanza perpetrada por los nazis en la población de Dístomo.

"No vamos a entablar conversación alguna con la parte griega en relación a esas reclamaciones", zanjó Seibert, para instar asimismo a Atenas a "mirar hacia el futuro".

Las reclamaciones de Grecia, ahora planteadas de nuevo por el gobierno liderado por Syriza, se fundamentan en exigencias que en realidad ya plantearon sus antecesores en el poder y a las que hasta ahora Berlín ha respondido siempre dando por concluido ese capítulo.

Alemania se remite a los compromisos globales suscritos en los años 50 con los países que sufrieron la ocupación nazi y que en ese momento se cerraron con los llamados Acuerdos de Londres de 1953.

En virtud de esos acuerdos, Grecia percibió unos 115 millones de marcos -alrededor de 58 millones de euros-, pero el apartado de reparaciones propiamente dicho quedó en suspenso a la espera de un tratado de paz formal.

Tal tratado no llegó a suscribirse nunca, pero Alemania considera que la moratoria se cerró con el "Acuerdo 2 + 4" -suscrito entre las cuatro potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial más las dos Alemanias- que posibilitó la reunificación alemana en 1990 y la posterior Carta de París con el resto de aliados.

La persistencia reclamación griega se centra en el crédito que el Tercer Reich forzó a Atenas a concederle -de 476 millones de marcos del Reich- y cuyo valor actual estima Grecia en entre 7.000 y 11.000 millones de euros.

A ese crédito se suman las reclamaciones por los estragos causados por la ocupación nazi en el país heleno, que algunas estimaciones sitúan ascenderían hoy a 162.000 millones de euros, aproximadamente la mitad de la deuda helena.






Temas relacionados

Grecia   /   Alemania   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO