×
×
Red Internacional

Son más de quince familias que subsisten con lo que venden en la plaza céntrica del municipio. "Hace pocos días nos sacaron y no nos permiten vender nuestra mercadería. Nos amenazan con quitarnos todo. Pedimos que nos atienda el gobierno municipal y nos dé una respuesta".

Lunes 28 de noviembre de 2022 | Edición del día

"Queremos trabajar. Yo hace más de ocho años que trabajo vendiendo mis mercaderías en la plaza, y desde hace unos días Control Urbano ( que depende de la Municiplalidad) nos sacó, salimos pacíficamente todos. Somos la mayoría mujeres, sostén de hogar, que comprar remedios" cuenta Patricia a La Izquierda Diario.

"Primero nos designaron un lugar afuera de la plaza, al costado de los juegos. Hace cinco meses nos vienen corriendo de a poco" agrega. La semana pasada se movilizaron a la puerta del municipio, pidiendo una entrevista con el secretario del intendente Fernando Espinoza, pero se fueron sin una solución concreta. Solo les dijeron que les "iban apermitir vender sábado y domingo" pero a partir de hoy lunes 28 de noviembre ya no.

Son vendedores de una feria histórica en La Matanza, que se encuentra en la Plaza de San Justo. Centenares de peatones, chicos y chicas que salen de los colegios cercanos, y otros trabajadores de la zona los conocen. Viven de las pocas ganancias que sacan vendiendo productos varios. Desde que el Municipio no se los permite, no tienen esos ingresos para sus familias.

"Todos se tiran la pelota. Control Urbano nos dice que la responsable es una secretaria. Luego nos dicen que es el municipio pero no nos dieron nombres. De la municipalidad nos mandan a Control Urbano para que ellos los llamen, luego nos dicen que vayamos al Concejo Deliberante, de allí nos enviaron a Cultura. Así nos tienen y nada. En 2020 presentamos un pedido de permiso y nunca nos contestaron, nos dijeron que ya lo archivaron en el Concejo" agrega.

Juntaron más de 2000 firmas de vecinos, trabajadores de otros negocios o puestos, taxistas, etc, en apoyo a su pedido.

En momentos en los que la suba de precios no pierde ritmo y podría finalizar el año en tres dígitos
y la canasta que mide la indigencia aumentó 100,8% en los últimos doce meses, no trabajar durante semanas y meses es imposible. Y más difícil es aceptar que no les den permiso para trabajar, que es lo que quieren los feriantes de la Plaza de San Justo.

Te puede interesar: Indec. La canasta que mide la indigencia aumentó 100,8% en los últimos doce meses


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias