Política Bolivia

BOLIVIA: ELECCIONES 2020

Evo Morales candidato a senador, elecciones militarizadas y la derecha dividida

A pesar de la detención arbitraria de la apoderada legal de Evo Morales, Patricia Hermosa, y el secuestro de sus documentos por parte de la fiscalía, el ex presidente de Bolivia figura como candidato a primer senador por Cochabamba en las listas del MAS. La derecha no logra unidad y continúa la represión.

Juana Runa

Militante de la LOR-CI y de Pan y Rosas

Dalila Fabreger

Militante de Pan y Rosas

Jueves 6 de febrero | 09:00

LA PAZ (BOLIVIA), 03/02/2020.- El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, registró en Tribunal Supremo Electoral a Luis Arce (i), como presidente y David Choquehuanca (d) como vicepresidente, para los comicios del 3 de mayo. EFE/Martín Alipaz

La lista de candidatos de los diferentes partidos que se disputarán el control del Estado en las elecciones generales del próximo 3 de mayo fue presentada el 3 de febrero. Son 8 los binomios presidenciales inscritos en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). La primera candidatura en registrarse fue la del MAS que lleva al binomio formado por el ex ministro de Economía de Evo Morales, Luis Arce Catacora, y el ex Canciller, David Choquehuanca. La derecha golpista participará con 7 candidaturas que van desde el frente “Juntos” representado por la autoproclamada Jeanine Áñez y el empresario del cemento, Samuel Doria Medina; el frente “Creemos” a la cabeza de los líderes de la derecha cívica, Luis Fernando Camacho y Marco Antonio Pumari; el frente “Libre 21” representado por Jorge “Tuto” Quiroga (ex vicepresidente del fallecido dictador Hubo Banzer Suárez); el pastor evangélico, Chi Hyun Chung, que para estos comicios va con la sigla del “Frente para la Victoria” y que sorprendió en las elecciones del 20 de octubre obteniendo el tercer lugar; hasta la variante de centro-derecha expresada en la candidatura del ex vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana.

Recordemos que hace unos días se llevó a cabo en Santa Cruz un encuentro convocado por el comité cívico, haciéndose eco del movimiento cívico golpista que pide la unidad, para exigir que la derecha busque puntos de coincidencia y presentar una fórmula unificada frente a la amenaza de que el MAS pueda ganar las elecciones. Hay que decir que en los distintos sondeos de intención de voto, en todos los escenarios, el MAS tiene las de ganar. El resultado de este encuentro fue el compromiso de actuar de forma unificada en el parlamento y convocar a una segunda reunión el 3 de abril para evaluar las posibilidades de profundizar la unidad.

Mientras la derecha no declina sus candidaturas el MAS logró disciplinar a todas las fracciones del partido detrás de la fórmula de Arce y Choquehuanca. La novedad de los últimos días ha sido que la lista de senadores por Cochabamba será encabezada por el propio Evo Morales. También figuran como candidatos a senadores por el mismo departamento, la ex alcaldesa de Vinto que fue vejada durante el golpe y el dirigente cocalero Andrónico Rodríguez. En las listas del MAS también figuran como candidatos la ex presidente de la cámara de senadores, Adriana Salvatierra, entre otros nombres que representan la corriente más allegada al ex presidente Evo Morales. Quedó fuera de las listas el sector conocido como el más conciliador encabezado por Eva Copa y Sergio Choque, presidentes de la cámara de senadores y de diputados respectivamente.

Evo Morales se inscribe como candidato mientras la derecha sigue encarcelando a sus militantes y funcionarios

Como ya viene siendo característico en la llamada “transición democrática” del nuevo régimen impuesto por la movilización cívica de las pititas [1] que culminó en un golpe de Estado clerical, empresarial, policial y militar, la persecución política crece a ritmo acelerado. En los últimos días se conocieron detenciones escandalosas. Luego del asedio que las pititas llevan adelante en la residencia mexicana donde se encuentran asilados funcionarios de confianza del ex Gobierno de Evo Morales, el régimen de Áñez finalmente había otorgado salvoconducto para 2 de los 10 asilados. Se trata del ex ministro de Minería Cesar Navarro y el ex viceministro de Desarrollo Rural, Pedro Damián Dorado, quienes pese al salvoconducto fueron detenidos y llevados a celdas. Fue tal la brutalidad de este hecho que vulneraba incluso la norma internacional que rápidamente el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, tuvo que decir que había sido una “error de coordinación” y los dejaron ir rumbo a su asilo en México.

Continuando con esta orientación represiva también encarcelaron a la apoderada legal de Evo Morales y ex jefa de gabinete del mismo, Patricia Hermosa, detenida bajo cargos de terrorismo y sedición cuando pretendía inscribir al ex-presidente como candidato a senador para la Asamblea Legislativa Plurinacional. A raíz de esto, Evo Morales presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una solicitud para que emita una medida cautelar que garantice su inscripción para los comicios. El registro de su candidatura con Patricia Hermosa en estado de gestación y detenida preventivamente por 6 meses fue logrado. Aunque Evo Morales a través de su cuenta de twitter denuncia estas detenciones y la persecución a sus funcionarios lo cierto es que están más ocupados en elegir candidatos e inscribir sus listas que en movilizarse por la liberación de sus detenidos.

El nivel de persecución política es tal que hasta uno de los diarios que se convirtió en voz de la derecho golpista como es Página Siete publicó este 5 de febrero una nota editorial denunciando que el Gobierno de Áñez ha cometido “excesos inadmisibles en su manejo de la Fiscalía que, en estos últimos días, ha detenido a tres personas, todas ellas integrantes del MAS, sin cumplir con las normas del debido proceso”. Ahora bien, parece que recién se dan cuenta de que esto está sucediendo cuando en el país en tiempo record luego de consumado el golpe y de las massacres de Sacaba y Senkata hay más de 38 familias en luto, cientos de heridos y además de estas últimas escandalosas detenciones todavía hay más de 140 presos politicos que son gente humilde y trabajadora acusadas por delitos de sedición, terrorismo entre otros y que muchos de ellos fueron detenidos por los pititas golpistas con amparo policial y militar, y torturados posteriormente como empiezan a declarar los imputados.

En este escenario de persecución y judicialización política es necesario señalar que mientras encarcelan con detención preventiva por 6 meses a Patricia Hermosa quien está además embarazada, hace unos días un miembro del grupo fascista de la llamada “Resistencia Juvenil Cochala” (RJC) fue denunciado por intento de asesinato contra un periodista que venía mostrando la violencia de este grupo. La justicia golpista dio 4 meses de detención preventiva al perpetrador de esta tentativa de asesinato.

En medio de todo esto, el TSE revisará las listas de candidatos y publicará la lista de habilitados el 21 de febrero. Voces como las de Carlos Mesa denunciaron que Evo Morales no puede ser candidato calificándolo como el “campeón del fraude”. Sin embargo más allá de esto, voceros del Gobierno manifestaron que hay requisitos que deben ser cumplidos; uno de ellos establece que un candidato a asambleísta debe demostrar residencia de un mínimo de dos años de manera ininterrumpida dentro del país y Evo Morales lleva casi tres meses fuera de Bolivia lo que deja ver que es muy probable que inhabiliten su candidatura.

Como se viene evidenciando el escenario rumbo a las elecciones del 3 de mayo se va a caracterizar por la represión, la persecución y la militarización del país. La conquista del poder político por parte del bloque derechista con la ayuda de los policías y militares hace difícil prever que se respete un eventual triunfo del MAS en las urnas. No han llegado al Gobierno asesinando decenas de personas para retirarse por una papeleta electoral. La posibilidad de un mega fraude como el llevado adelante en Honduras luego del golpe contra Zelaya y que fue avalado nada menos que por Salvador Romero actual presidente del TSE en Bolivia alimentan estas sospechas.

Por su parte las y los candidatos y miembros del MAS desarticularon toda resistencia al pactar con sus 2/3 del parlamento con los golpistas, y sembrando ilusiones de que se puede expulsar a los golpistas mediante las urnas. A modo de ejemplo, vimos como Andrónico Rodríguez en un reciente acto en la localidad de San Julián en el norte cruceño, dedicó el centro de su discurso a la necesidad de contar con un equipo del norte integrado que sea parte de la liga nacional de fútbol, sin referirse a la necesidad de organizar la lucha contra la represión y persecución y por la libertad de todos los presos políticos. Pareciera que con este devaluado electoralismo del MAS, sus dirigentes confían más en las reglas de juego impuestas por los golpistas que en la voluntad de lucha y resistencia manifestadas por las y los trabajadores y el pueblo.

Nota:
[1] El movimiento de las pititas está conformado por las clases medias acomodadas y es la base social que "legitimó" el golpe de Estado



[1El movimiento de las pititas está conformado por las clases medias acomodadas y es la base social que "legitimó" el golpe de Estado.





Temas relacionados

Elecciones 2020 Bolivia   /   Senkata   /   Sacaba   /   Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Comité Cívico pro Santa Cruz   /   Carlos Mesa   /   Persecución política   /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)   /   Evo Morales   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO