Juventud

Valle de Punilla / Juventud Precarizada

“El contrato que firmaba decía que yo no tenía ninguna dependencia con el municipio”

Jóvenes de Punilla cuentan sus experiencias de trabajo en municipios, sindicatos, hoteles y geriátricos. Precarización, jornadas extenuantes, despidos muestran como empeoraron las condiciones de explotación a la juventud trabajadora.

Martes 23 de junio | 13:30

La imagen se parece a una postal sacada de los noventa, esas postales sumergidas en las políticas del menemismo de recesión económica y altos índices de desocupación. Se puede apreciar a cientos de jóvenes con su curriculum en sus manos hacer fila en la puerta de un hiper mercado ilusionados con poder acceder a uno de los dos puestos que ofrece la empresa.

Esta situación ocurrió en el Mariano Max de la localidad de Valle Hermoso, precisamente en agosto de 2019, cuando un anuncio de la cadena de supermercados para poder acceder a dos puestos requeridos se viralizó entre los jóvenes desocupados de la zona. La concurrencia: Cuatrocientas personas en busca de esos dos puestos.

Esta “anécdota” es solo una muestra de la cantidad de jóvenes que no tienen una estabilidad laboral a causa de que son mano de obra descartable de las empresas que dependen del turismo y contratan personal eventual por temporada y el resto del año tienen que estar saltando de trabajo en trabajo, si es que tienen esa suerte, por las pésimas condiciones de contratación.

La Izquierda Diario, se contactó con trabajadores de ese sector del Valle de Punilla para que nos cuenten en profundidad sobre sus experiencias personales, la precariedad del trabajo y la desocupación en la zona que se profundizó aun más en el actual contexto de cuarentena.

Tu casa en las sierras

“Tu casa en las sierras”, es el slogan del alojamiento para adultos “Virgen del Cerro” ubicado en La Falda, lugar donde trabajaba Ángela, que comenta que trabajó en negro durante un año y cuatro meses y fue echada junto a dos compañeros mas: “solo nos dijeron que no vayamos más pero que no lo tomáramos como despido”. También nos dice que su situación económica es mala ya que es el único sostén de su familia y que “el lugar les quedó debiendo el último mes” a esto se suma a que fue rechazada del IFE que brinda el gobierno nacional.

¿En qué condiciones trabajabas?
Por momentos cuando me tocaba el sector cocina nunca tenía los elementos necesarios para hacerle de comer a doce abuelos, imaginate que solo me daban una cucharada de azúcar para cada abuelo, un litro de leche y dos pechugas de pollo para todos. Una vergüenza. Y cuando me tocaba realizar labores de limpieza no tenía guantes, ni elementos necesarios.

¿Sabes de más personas de esa zona que están pasando un momento económico difícil?
Si además de mis dos compañeros de trabajo, el entorno de amistades.

Te puede interesar:Precarización laboral en Punilla: la cuarentena no es igual para todos

Similares son las condiciones de Toti que trabaja en un hotel, también en esa ciudad turística, lo escandaloso de su caso es que ese hotel pertenece al Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) y sobre sus condiciones de trabajo nos comenta: “Había un trato bastante autoritario a favor de ellos. Casi nunca contemplaban las necesidades nuestras y nos pedían que estuviera todo impecable siendo que éramos una planta de personal escaso para la cantidad de personas que alberga”.

Respecto a los salarios, denuncia que no les pagaban lo que les correspondía “ni en cantidad, ni en tiempo”. “Los sueldos del mes de marzo no nos lo liquidaron bien, nos deben aun toda la temporada y el final de temporada también está mal liquidado”, comenta.

¿En qué condiciones trabajaban habitualmente?
No teníamos todo lo necesario para cumplir con las tareas, por ejemplo en la cocina faltaban artefactos para poder cocinar en buenas condiciones para toda la gente que atendíamos. En realidad los elementos no eran los que había que tener en una cocina de un hotel, por ejemplo no tenían una freidora y eso es primordial. Las heladeras no funcionaban bien, perdían agua y se llenaba la comida de agua y como a eso los pasajeros no lo veían a ellos no les importaba.

¡Y la Municipalidad también!

Sinuhe es programador y nos contó sobre su experiencia como trabajador precarizado del municipio de La Falda: “Trabajé como monotributista. Ellos me hacían un contrato, primero cada seis meses y en el último año cada tres. El contrato que firmaba decía que yo no tenía ninguna dependencia laboral con el municipio”, comenta agregando que “no brindaban nada, ni computadora, ni repuestos, ni servicios externos de programación, de todo me tenía que hacer cargo yo”.

¿Cuál es el motivo por el cual la municipalidad te despide?
Los primeros días de abrir me llama el secretario de Gobierno, Luis Pérez, y me dice que durante seis meses la municipalidad no iba a poder pagarme el sueldo por el motivo de que no tenían plata y que en diciembre iban a ver si las condiciones estaban para volver a pagarme. Cuando yo le dije que no podía aceptar esa propuesta, le pregunte si podíamos llegar a otro acuerdo, alguna rebaja, a lo que me contesto que no.

¿Había mas gente trabajando en esas condiciones?
Que yo conozca cuatro, una chica en el área de prensa y dos psicólogas del hospital, todos monotributistas despedidos de la misma forma. También en el área de informática hubo un recorte salarial de entre 30% y 40%.

¿Conoces a más gente en la misma situación en tu ciudad?
A muchos. A mí vieja no le ingresan las cuotas de su escuela, el padre de sus hijos está en la misma situación en la municipalidad de La Falda. Amigos que trabajaban en el sector gastronómico y hotelero donde los comercios no pudieron hacer frente a sus sueldos los despidieron y otros solo cobraban más o menos un 30% de lo que les correspondían.

Podes leer: Restaurantes del Casino de Carlos Paz y la pandemia de la precarización

Valle Hermoso no se queda atrás

“Viva momentos inigualables”, es la frase que utiliza el Hotel Tehuel de esa ciudad en su página web para publicitarse. Una frase contrapuesta por el relato de “Caro”, trabajadora del lugar. “Trabajaba hace más de un año. Trabajaba en pésimas condiciones, ya sea referido a insumos o a las cantidades de horas no pagas, el sueldo por debajo de la mínima, etc”, relata y comenta también que le dieron “la baja” en el trabajo a causa de la cuarentena y que su situación actual “es muy complicada ya que era su único ingreso y encima no le aceptaron el IFE”.

¿Cómo fue la forma en que los despidieron?
En un principio no nos dijeron nada. Se suponía que solo estaríamos sin trabajo hasta terminada la cuarentena. Como se extendió pregunté cómo se manejarían con el sueldo y me dijeron que aguantara hasta que recibieran un préstamo para pagarnos y así me decían cada semana, hasta que un día, solo me avisaron que me habían dado la baja porque no podían pagar. De una planta de sesenta aproximadamente, echaron a la mayoría.

¿En qué condiciones trabajabas?
Yo estaba de ayudante de cocina los últimos meses y también de mucama a veces. En la cocina llegue a hacer 14 horas al día, ni hablar que había pérdidas de gas y el horno se prendía fuego. Estando en el puesto de mucama, me daban para limpiar en 4 horas trece habitaciones además de cinco espacios públicos. Era imposible pero lo tenías que hacer.

Te puede interesar: Sentada de la Red de Trabajadores Precarizados e Informales frente a McDonald’s

No estás solo/a

Desde la Red Nacional de Trabajadores Precarizados nos venimos organizando en asambleas virtuales para poder exigir los derechos que los sindicatos y los ministerios de Trabajo se niegan a darnos beneficiando cada vez más a los empleadores. Queremos poder acceder a un trabajo estable y de calidad, con vacaciones pagas, aguinaldo, obra social, ART, etc. porque somos los más perjudicados en esta pandemia.

Somos miles de jóvenes trabajadores de todo el país y de diversos sectores como el de comidas rápidas, gastronómicos, hoteleros, comercio, vendedores, repartidores de apps, call centers, docentes, desocupados que estamos poniendo en pie una organización para que dejen de pisotear nuestros derechos laborales, porque la vida de los precarizados importan.

¡Contactamos en Punilla!
https://chat.whatsapp.com/ETIIdjCsL8bIm433tP3MH2
En Face: Red nacional de trabajadorxs precarixs punilla






Temas relacionados

Recorte Salarial   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Precarización laboral juvenil   /   Trabajo informal   /   Punilla   /   Juventud precarizada   /   Precarización laboral   /   Condiciones de trabajo   /   Juventud   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO