Política

Entrevista

El PTS y el MST llaman a la unidad de la izquierda en Salta y a ampliar el FITU

El miércoles 5 de mayo es la fecha de presentación de alianzas en el marco de las elecciones provinciales anticipadas del 4 de Julio. Entrevistamos a Daniela Planes y a Andrea Villegas, docentes y dirigentes del PTS y el MST respectivamente, fuerzas que integran el Frente de Izquierda Unidad junto al PO en la provincia.

Lunes 3 de mayo | 10:51

El 5 de mayo es la fecha que el Tribunal Electoral provincial designó para la presentación de alianzas en el marco de las elecciones provinciales del 4 de julio.

Desde La Izquierda Diario y Periodismo de Izquierda entrevistamos a Daniela Planes, docente de Educación Especial y dirigente del PTS en el Frente de Izquierda Unidad, y a Andrea Villegas, docente de Educación Media y dirigente del MST en el Frente de Izquierda Unidad.

El gobernador Gustavo Sáenz es uno de los dos gobernadores del país, junto a su par de Jujuy, que adelantó las elecciones provinciales en medio de la pandemia. ¿Por qué tomó esta decisión el Gobierno? ¿A quién beneficia con el adelantamiento de los comicios?

Andrea Villegas: Sáenz adelanta elecciones provinciales para despegarse de su anterior aliado Macri (Cambiemos, NdR) y de Fernández (Frente de Todos, NdR), del que intenta mostrarse como opositor, pero comparten el plan de ajuste. La segunda ola empieza a inundar a la provincia y la falta de medidas económicas y sociales no hace más que alimentar el malestar social que se expresarán en más luchas y en las urnas de este año. Con este panorama los partidos patronales y empresarios apoyan este desdoblamiento, sin importarles los análisis de la situación sanitaria para el mes de julio y de exponer a mayores contagios, destinando cifras millonarias de dinero que se podría destinar a salud, educación, trabajo y vivienda, y no al pago de la deuda externa provincial y ahora a dos elecciones en la provincia. Es obvio que quienes buscan beneficiarse son la casta de políticos patronales que, en su afán de ubicarse como caudillos de una provincia con uno de los mayores índices de pobreza a nivel nacional, cerrando el 2020 con un 41,7 %.

Daniela Planes: Sáenz decidió por decreto adelantar las elecciones provinciales para el 4 de julio, momento en que se espera que estemos en plena crisis por la segunda ola del covid-19 en la provincia. El adelantamiento responde, por un lado, a pura especulación política ya que el gobernador de esta manera puede preservar su frente provincial, que incluye al histórico sector liderado por la familia Romero y al PJ que es su coalición de Gobierno y que en las elecciones provinciales de 2019 le permitieron vencer al FdT y consagrarse como gobernador, y Bettina Romero como intendenta de la capital. A su vez, Sáenz de esta forma mete presión sobre el propio FdT salteño que se encuentra en disputas internas por quien se queda con el sello hacia estas elecciones. Claramente, estas son las jugadas de la coalición de Gobierno solo pensando en ellos mismos, el pueblo trabajador es ajeno a este juego. Y, además, quiero advertir que en pandemia vota menos gente como sucedió en las elecciones de Río Cuarto el año pasado.

Se renuevan la Cámaras y los Concejos Deliberantes, ¿qué importancia tiene que las propuestas de la izquierda, de los trabajadores, de la juventud se expresen en cada uno de estos lugares de representación?

A.V.: Así como apoyamos cada lucha obrera, estudiantil, de las mujeres y las disidencias y levantamos la voz frente a cada injusticia, también damos la pelea política, es por eso que participamos de cada elección con mucha fuerza militante para superar las trabas de las que se sirven los partidos del régimen, el piso proscriptivo y la diferencia de recursos. Plantarnos como una alternativa de poder nos resulta fundamental para hacer frente a las políticas del Gobierno de Sáenz (PJ, NdR) que tiene como plan aplicar el ajuste cada vez con más dureza.

Trasladar estas luchas en los ámbitos de decisión política nos parece de mucha importancia. Ser consecuentes con lo que decimos y hacemos, no bajar nuestras banderas, elaborar propuestas para cada necesidad de las mayorías y enfrentar a los posibilistas “del no se puede”, proponiendo como salida una forma distinta de hacer política, que pelea por las mayorías y que plantea una salida anticapitalista y socialista.

D.P.: Somos la única fuerza política independiente que pone en evidencia en todo el país los privilegios de los legisladores y de los partidos tradicionales que legislan a favor de los intereses de las patronales. Por eso, junto con la movilización extraparlamentaria en las calles peleamos también en el plano político para que esté la voz de las y los trabajadores, las mujeres, disidencias sexuales y jóvenes en las Legislaturas y Concejos, para amplificar y darle más fuerza a cada uno de los reclamos y luchas de la clase trabajadora. Por salario igual a la canasta familiar y un IFE de $ 40 mil, la suspensión de despidos, para poner en pie un plan de obras públicas para generar trabajo y que no haya ninguna familia sin vivienda, por el no pago de la deuda y la nacionalización de los servicios públicos bajo gestión de las y los trabajadores y usuarios, son algunos de nuestros proyectos. Asimismo, un Plan de emergencia contra la violencia hacia las mujeres.

Además, el Gobierno de Salta impulsa una reforma constitucional y el 4 de julio también se van a elegir a diputadas y diputados constituyentes. ¿Qué quiere modificar de la Constitución el Gobierno? ¿A quiénes buscan favorecer con esta reforma? ¿Por qué es importante contar con constituyentes de las y los trabajadores y la izquierda?

D.P.: La reforma que impulsa el gobierno de Sáenz apunta a cambiar algo para que no cambie nada. Y solo se limita a unas pocas cuestiones que hacen a mejorar la desgastada imagen del régimen político. Por ejemplo, proponen poner un límite a la reelección indefinida de los cargos de intendente y legislativos de senador, diputado y concejal, y llevar de tres a dos los mandatos consecutivos de gobernador, pero esto no sería más que adecuarse al sistema político que rige a nivel nacional o en otras provincias. No se tocan los privilegios del poder, que se expresan en que hoy los legisladores ganen $270 mil, 10 veces lo que gana una maestra que recién se inicia. Pero además, quieren poner un límite a la reelección de los legisladores. Esto, en realidad, por más que lo presenten bajo un discurso contra los privilegios del poder, termina atentando contra un derecho elemental del pueblo trabajador para que pueda elegir cuantas veces considere necesario a sus propios representantes en las Legislaturas. En última instancia, el límite debería ser una facultad del voto popular y no de una reforma impulsada por el Gobierno y el sistema de partidos tradicionales de la oligarquía salteña. Además, la reforma constitucional de Sáenz mantiene intactos los privilegios de los jueces, que son vitalicios. Respecto a estos puntos, desde el PTS en el Frente de Izquierda, somos categóricos respecto a terminar con los privilegios de los funcionarios partiendo de que todos ganen como una maestra o un trabajador, que sean revocables por el mandato popular, así mismo los jueces y que estos últimos sean elegidos por el sufragio universal. Este tipo de medidas es algo que todos los partidos tradicionales vienen rechazando cada vez que Nicolás Del Caño o Myriam Bregman junto al resto de los legisladores de mi partido han presentado el proyecto en el Congreso y en las legislaturas de todo el país. Además, nuestros legisladores cobran como una maestra y el resto lo donan a las luchas en curso, como fue aquí por ejemplo durante los paros docentes.

Es importante que ingresen diputadas y diputados constituyentes del Frente de Izquierda para desenmascarar esta reforma a medida de la oligarquía salteña, pero también para hacer oír con fuerza la agenda del pueblo trabajador, las mujeres, la juventud, las comunidades originarias, que como se puede ver en el texto de reforma del gobernador están completamente excluidas. El salto de la pobreza y la indigencia en la provincia es brutal, también es muy doloroso ver cómo todos los días mueren niñas y niños wichís. Con la movilización extraparlamentaria hay que imponer que esta agenda ingrese a la constituyente y no se discuta solo lo que quieren el Gobierno y sus aliados. Son años y años de entregas de la salud, la educación, el petróleo, la tierra, los minerales a grupos privados, extranjeros o al desfinanciamiento estatal, es hora de que estos temas y otros que hacen a los reclamos obreros y populares se puedan discutir y resolver a favor, porque nuestras vidas valen más que sus ganancias.

A.V.: Las modificaciones, entre otras cosas son para que los jueces pasen a ser inamovibles. Sáenz y compañía plantean esta reforma parcial de la constitución provincial respondiendo a los intereses de los partidos tradicionales, mientras sigue sin resolver los problemas estructurales de la provincia. Aunque se presente como quien quiere terminar con la reelección de gobernador y vicegobernador y de legisladores provinciales y alargar el mandato de concejales a cuatro años, no termina con algo que venimos planteando históricamente: terminar con sus privilegios, que todos ganen igual a una directora de escuela y utilicen obligatoriamente la escuela y el hospital público. Que los mandatos sean revocables para quienes incumplen. Y que los jueces y fiscales se elijan por voto popular y sean revocables en caso de mal desempeño o delitos. Y que se termine con el resabio feudal del senado provincial y pasar a tener una cámara única de diputados, elegidos por distrito único, sin pisos y con verdadera proporcionalidad según la cantidad de votantes.

Desde el MST consideramos que, si vamos a un debate constituyente, lo que es necesario es que se pueda debatir todo lo que hace falta, poniendo en debate público la situación de la provincia, como hacer frente a la crisis económica, social y sanitaria que atravesamos, qué medidas tomar, cómo reorganizar la provincia, qué instituciones construir y cuáles son las prioridades a las que responder. Allí propondremos medidas de fondo para tocar los intereses de todos los grandes capitalistas y para terminar con todos los privilegios políticos. Y exigimos que se garantice la participación sin ninguna proscripción y que tengamos acceso igualitario a los espacios gratuitos en los medios. Por eso aquí, y también en diputados y concejales, cuestionamos el piso del 5% para acceder, que es algo muy antidemocrático.

Considerando la tradición de la política salteña asociada a apellidos y personajes ligados al poder económico y a privilegios eternos en el Estado, ¿cómo se preparan para enfrentar a los partidos tradicionales?

A.V: Nos preparamos a dar la pelea electoral con mucho esfuerzo colectivo y militancia a pulmón, sin dejar de lado la participación en cada lucha de les trabajadores, las mujeres y la juventud, fue así como logramos que Luciana Echevarría ocupe una banca en la Legislatura cordobesa y luego de la conformación del FIT-U logramos ingresar en la rotación de bancas en Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y en el Concejo de Neuquén. Nos jugamos a disputarle muy fuerte a los grandes aparatos y a las campañas millonarias que impulsarán los partidos patronales, donde están presentes las familias de la oligarquía que se reparten los recursos de la provincia, como los Romero, Urtubey, Olmedo, Patrón Costas, entre otros.

Además, el FdT cada día desencanta más, porque Fernández no avanza en las medidas que hacen falta y deja que Juntos por el Cambio aproveche para reaparecer y polarizar. Nosotrxs en este escenario buscamos posicionarnos desde la izquierda como una tercera voz, alternativa, donde se identifique y referencia cada trabajador y trabajadora que pelea por salario, salud, educación, por los derechos de género y de las disidencias, por la juventud.

D.P: En Salta hay familias de empresarios y políticos de todos los partidos patronales que sostienen este régimen oligárquico y racista, de impunidad. Ya sean del peronismo, radicalismo, Ahora Patria, el PRS, son los mismos de siempre los que gobiernan para que los ricos, como el empresario y terrateniente Eduardo Elzstain, presidente del grupo IRSA, sean cada vez más ricos, y los trabajadores y el pueblo cada vez más pobres. Es una provincia atendida por sus propios dueños: los Romero, el recientemente fallecido Jorge Brito (dueño del Banco Macro, NdR), Nanni, Olmedo, la familia Urtubey. El caso del kirchnerista Sergio "Oso" Leavy es sumamente interesante. Además de ser empresario de la madera, al asumir como senador nacional declaró una fortuna que lo ubica como uno de los senadores con mayor patrimonio. Sin dudas, ellos juegan para sus propios intereses siendo empresarios, o para los dueños de Salta: los empresarios del vino, del tabaco, de los ingenios, de la soja. Como el presidente de la Cámara de Diputados, Esteban "Tuti" Amat, que está al frente también de la Cámara de Empresarios Tabacaleros. Ellos son, viven y gobiernan para los ricos, terratenientes y las multinacionales, y con sus legislaciones benefician además a capitales extranjeros.

Sabemos que tenemos por delante un gran desafío, desarrollaremos una campaña a pulmón en los lugares de estudio, trabajo y los barrios, y seguiremos en las calles acompañando todos los procesos de lucha como la gran pelea que vienen de dar las obreras y obreros vitivinícolas. También, frente a los despidos y suspensiones, por demandas salariales y sociosanitarias, cada proceso de autoconvocados, contra la impunidad policial.

Villegas y Planes en el centro, junto a Pablo López del PO y referentes del FITU local.
Villegas y Planes en el centro, junto a Pablo López del PO y referentes del FITU local.

Como dirigentes de la izquierda salteña, ¿qué opinión tienen ante las disputas públicas entre sectores del Partido Obrero? ¿Cuáles son los desafíos que tienen fortalecer al FIT-U y buscar redoblar la unidad?

D.P.: Para nuestro partido la crisis que atraviesa el Partido Obrero en el fondo expresa que entre sus distintos sectores no hay diferencias esenciales. Por eso, es que le venimos insistiendo a las compañeras y compañeros que hay que dejar de lado ciertos personalismos y poner por delante las ideas y el programa del FIT que desde 2011 hasta ahora le ha permitido a la clase trabajadora, a la juventud, a las mujeres y pueblos originarios conquistar legisladores en todo el país. En el caso de Salta es una provincia que ha dado lugar a importantes fenómenos de la lucha de clases como la resistencia a las privatizaciones en los 80-90 de YPF en Tartagal y Mosconi, luego en estas localidades irrumpieron los desocupados con los cortes de rutas y puebladas contra los gobiernos hambreadores. También, la docencia que hace 17 años puso en pie una tradición de autoconvocados muy combativa frente a las traiciones de direcciones burocráticas en los gremios docentes, y gran parte de estas experiencias luego se volcaron al voto hacia el Partido Obrero permitiendo la conquista de legisladores provinciales y nacionales como expresión de hartazgo con los partidos patronales que ejecutaron las privatizaciones y luego la gestión de la pobreza, el trabajo informal, mientras los dueños de Salta se hicieron cada vez más ricos. Por esto, todo ese capital político de la izquierda y de la lucha de clases tenemos que ponerlo en función de relanzar a la izquierda salteña. Esto no es algo que se resuelva solo con la unidad en las próximas elecciones, sin dudas se necesita un balance más a fondo de lo actuado por el Partido Obrero, pero un paso en este sentido sería poner en pie el FIT Unidad con toda la izquierda clasista salteña.

En este marco, hacemos un llamado especial a la Tendencia del Partido Obrero, a que continúe siendo parte del FIT como lo hizo en el 2019, y que realicemos listas comunes. Asimismo, al Nuevo MAS, que recientemente logró su personería y no es parte del Frente de Izquierda. Nos unen las peleas frente al ajuste del FMI y este régimen oligárquico y profundamente misógino, para fortalecer la lucha por la absolución de la joven precarizada Yolanda Vargas, por la reinstalación de la enfermera Cintia Reynaga y todos los trabajadores despedidos, y cesanteados, en apoyo a la lucha de los choferes de la UTA y trabajadores de la salud. Todas las luchas en curso, que ponen en el centro la precariedad de la vida y la necesidad de salarios igual a la canasta familiar, necesitan la coordinación de la izquierda y los sectores que están al frente para triunfar; a la vez, que se defienden las bancas ya conquistadas por la izquierda.

A.V.:La verdad es muy lamentable toda esa pelea pública, con rupturas y acusaciones. Es algo que no suma nada y perjudica, a la vez que muestra un debilitamiento importante de PO estos últimos años en nuestra provincia. De nuestra parte creemos en otra cultura política de izquierda, en saber debatir con acuerdos y diferencias y buscar la forma de convivir, por eso también intentamos aportar a una renovación en la izquierda salteña. En ese sentido, estoy convencida que el FIT Unidad se puede fortalecer y va a intervenir unido en estas elecciones, acabamos de hacer un gran acto del 1° de Mayo. Desde el MST presentaremos el frente junto a las y los compañeros del PTS por ser los dos partidos con legalidad, y los compañeros de PO, quienes con Pablo López son parte de nuestro frente acá y en todo el país, por supuesto que también serán parte de las listas haciendo su aporte. Y a los compañeros del llamado PO “Tendencia” y al Nuevo MAS, con quienes tenemos diferencias en muchos temas, igualmente los convocamos a buscar puntos en común para debatir un acuerdo electoral, para que se sumen y sean parte. Nuestra propuesta es que no se divida la fuerza de la izquierda, porque así se favorece a los partidos tradicionales. Por lo mismo también tenemos que abrir el FIT-U a referentes sociales, activistas independientes, a intelectuales, convertirnos en un gran polo de referencia para miles.

El FITU en una movilización contra los tarifazos.
El FITU en una movilización contra los tarifazos.

Por último, ante la crítica situación social, económica y sanitaria que existe hoy y se va profundizar en los próximos meses, ¿qué le dirías al pueblo trabajador y a la juventud de la provincia?

D.P.: Para nosotres fortalecer la izquierda es el camino para que no paguemos la crisis económica en el marco de esta segunda ola de covid-19. Para enfrentar las medidas de ajuste del gobierno nacional y provincial acordes al FMI, desde el Frente de Izquierda Unidad sostenemos que se requieren medidas urgentes como restablecer el IFE de $40.000, prohibir los desalojos y el congelamiento de alquileres, el aumento de salarios acorde a la inflación, que alcancen la canasta familiar que según el INDEC hoy está en $ 90 mil. Trabajo con derechos para todos y todas y terminar con la precarización laboral, que desde los 90 con Romero, pero también a nivel nacional, todos los Gobiernos profundizan. Para la juventud, proponemos becas para estudiar y conectividad gratuita. Y la separación de las Iglesias del Estado.

Además, frente a los aumentos de los contagios por covid-19 se necesitan protocolos sanitarios garantizados por comisiones de trabajadores para no seguir contagiándonos en los lugares de trabajo y en el transporte. Desde el FIT, los diputados Nicolás del Caño y Juan Carlos Giordano a nivel nacional y Claudio Del Plá en la legislatura local, presentaron un proyecto para declarar de utilidad pública el laboratorio del empresario Hugo Sigman, en Buenos Aires, donde se fabrica el principio activo de las vacunas, que se exporta y fabricar en el país la vacuna. Para nosotres hay algo claro, nuestras vidas importan más que sus ganancias, y para eso necesitamos fortalecer al Frente de Izquierda Unidad.

A.V.: Por mi parte, les diría que en el MST y en el FIT Unidad tienen un espacio y herramienta política para dar y llevar adelante sus luchas, de manera conjunta y colectiva. Y que les proponemos sumarse a la construcción de esta herramienta política que quiere gobernar para las mayorías trabajadoras, la que nunca gobernó y que es llevada cada vez más a una vida de miseria dentro de este sistema capitalista. Somos un partido de izquierda, anticapitalista, feminista, ecosocialista e internacionalista, que no claudica frente a los Gobiernos de turno, la burocracia sindical, los patrones, la Iglesia, la justicia machista y patriarcal, y las fuerzas represivas del Estado.

Y con el FIT Unidad, en esta crisis sanitaria, peleamos para que caigan las patentes y expropiar los laboratorios para que haya vacunas para todxs, presentamos un proyecto para que se les cobren impuestos a las grandes fortunas y no la mentira del aporte solidario, dimos la pelea para que el aborto sea legal y sostenemos con firmeza el no pago de la deuda externa, ilegal, ilegítima y fraudulenta. Todo este programa lo explicaron muy bien el 1° de Mayo nuestra compañera Cele Fierro, el compañero Nicolás del Caño y otros referentes del frente.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO