×
×
Red Internacional

Se realizó en Parque Lezama. Convocada por el Frente de Izquierda Unidad, contó con la participación de otras fuerzas de izquierda, del sindicalismo combativo, organizaciones piqueteras independientes y otras fuerzas sociales y políticas que se suman a la iniciativa. El sábado 11 de diciembre habrá marchas en Plaza de Mayo y en las principales ciudades del país. El PTS-FIT concentrará a partir de las 15.30 h.

Viernes 26 de noviembre de 2021 | Edición del día

Este viernes por la tarde, en el Parque Lezama de la Ciudad de Buenos Aires, tuvo lugar una importante reunión abierta para preparar una gran movilización contra el FMI y la deuda. Convocada inicialmente por el Frente de Izquierda Unidad (PTS, PO, IS, MST), reunió a decenas de organizaciones políticas, sindicales, sociales, ambientales y juveniles. En la misma se terminó de acordar ir hacia una gran marcha para el 11 de diciembre a Plaza de Mayo. El objetivo es claro: rechazar en las calles el acuerdo con el FMI y el ajuste que se profundizará bajo el mismo. Como dijo Myriam Bregman, ya en el final de la reunión, "la marcha puede ser un gran hecho nacional. Vamos todos y todas a llenar la Plaza de Mayo".

A lo largo de más de dos horas y en cerca de 30 intervenciones, emergieron numerosos puntos de acuerdo. En muchas de las intervenciones se destacó la denuncia a las consecuencias que va a tener un acuerdo con el FMI, al ajuste que ya se vive en muchos sectores y a la necesidad de conformar un polo que muestre una alternativa de lucha ante ese pacto, en el marco de que las distintas alas del Frente de Todos, más allá de las eventuales críticas, acompañan el acuerdo.

Te puede interesar: Llamado urgente para preparar una gran movilización contra el FMI

Junto a la urgencia y necesidad de movilizarse, se puso en debate la necesidad de llamar a sumarse ampliamente a todos los que quieran enfrentar el acuerdo con el Fondo en las calles. Se discutió, además, la necesidad de impulsar asambleas y discutir en los lugares de trabajo, de estudio, en los gremios y en los barrios. Hay que preparar una potente movilización.

La mesa que coordinó el encuentro estuvo ocupada por Nicolás del Caño, Myriam Bregman (PTS), Néstor Pitrola y Gabriel Solano (PO), Celeste Fierro y Guillermo Pacganini (MST); y Mónica Schlotatuer y Mariana Scayola (IS).

También participaron integrantes y compañeros del Nuevo Mas, Convergencia Socialista, PSTU, Política Obrera, Libres del Sur y MULCS, Coordinadora por el Cambio Social y Coordinadora Basta de Falsas Soluciones, entre otros. También Diálogo 2000, Marabunta y varias organizaciones más que son parte de la Autoconvocatoria por la suspensión del pago e investigación de la deuda. Entre las organizaciones sociales y piqueteras independientes estuvieron el Polo Obrero, Barrios de Pie, Movimiento Teresa Vive y el MTR, entre otras.

Estuvieron representados sectores del sindicalismo combativo y que participaron de luchas importantes en los últimos meses, como los trabajadores de EMA-Edesur, despedidos de LATAM, de la Asamblea Permanente de Guernica, ferroviarios que luchan contra la proscripción de la Lista Verde, trabajadoras y trabajadores de la salud de distintos hospitales. Participaron, también, Rubén Sobrero (Unión Ferroviaria Haedo), referentes del SUTNA; dirigentes de Ademys y de los SUTEBA opositores; de AGD-UBA, de la Juntas internas de ATE Inti y del Hospital Garrahan; integrantes de la conducción de CICOP (Profesionales de Salud PBA); la comisión interna del Hospital Italiano de CABA; de la gestión obrera de MadyGraf -qua traía mandato de asamblea para sumarse a la convocatoria-; de Branca que ya votó marchar, entre muchos otros.

El Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC-PTS) se hizo presente con algunos de sus principales referentes como Claudio Dellecarbonara y Laura Cano (Cicop), pero también con delegados de otros gremios (Bordó Alimentación, Naranja Ferroviarios, Violeta de Telefónicos, Granate del Neumático, Marrón de Salud).

En el inicio Nicolás del Caño retomó la idea de la convocatoria a poner una gran movimiento de lucha contra el FMI y el ajuste, explicando cuál es el programa que propone la izquierda para enfrentar esos planes. Además criticó la decisión del gobierno de quitar la doble indemnización y otras medidas que ya están mostrando un rumbo de ajuste tras las elecciones.

Gabriel Solano criticó el plan del gobierno y el doble discurso del kirchnerismo, llamando a "copar la plaza" el 11. Mónica Schlotauer aseguró que "este es un primer paso para hacer un gran movimiento contra el FMI". A su turno, Celeste Fierro planteó que esa movilización "es el primer paso de lucha unitario que se va a seguir profundizando". Rubén "Pollo" Sobrero dijo que "esta marcha divide aguas. Se está con los que van a pagar la deuda aunque pongan peros, o con los que vamos a estar en las calles".

Entre las trabajadoras y los trabajadores de la salud tomaron la palabra Laura Cano (Directiva de Cicop); Luciana de la Asociación de Licenciados en Enfermería; e integrantes de la Junta Interna del Garrahan. Todos y todas coincidieron en las consecuencias del ajuste que trae aparejado el acuerdo con el FMI y comprometieron su presencia en Plaza de Mayo el 11D.

Cristian y Gabriela (Edesur-EMA) apoyaron la convocatoria y llamaron a movilizarse. Lo mismo dijo Hebe Sosa, integrante de la comisión de víctimas de la precarización laboral. A su turno Jorge Medina, de MadyGraf, resumió el planteo del Movimiento de Agrupaciones Clasistas para movilizar al activismo combativo, pero también dar pelea en los grandes sindicatos. "Vengo con mandato de asamblea porque ya votamos nuestra participación. Tenemos que seguir construyendo la fuerza necesaria, haciendo asambleas en todos lados, empezando donde hay comisiones internas y sindicatos recuperados. Pero también en los grandes sindicatos, que hay que recuperar. A esa burocracia que en muchos casos se llena la boca hablando del FMI, cómo pasa en el sindicato gráfico, hay que desenmascararla".

Desde las organizaciones sociales hablaron, entre otros, Roberto Martino (MTR), quien criticó la política represiva del gobierno en muchos lugares y propuso impulsar asambleas dónde se discuta como impulsar "una lucha que es larga y dura". Silvia Saravia, de Barrios de pie, dijo que "es importante hacer confluir la mayor cantidad de sectores. Hay que trabajar en los barrios para que sea una movilización apropiada por la gente en los barrios". Gabriela de la Rosa, del Polo Obrero, señaló que "ocupados y desocupados se tienen que unir en esta lucha".

Cesar Arakaki estuvo entre los presentes y tomó la palabra. Cuando lo hizo, un canto empezó a sonar: "absolución, absolución". Es porque viene de ser condenado injustamente por las protestas contra la reforma previsional de Macri, en 2017. Tomó la palabra para denunciar la persecución a los luchadores y dijo que "en el acto del 11 hay que pedir por la libertad para Sebastián Romero y tenemos que sacar al compañero Facundo Molares de la cárcel de Rawson".

La encargada de cerrar el encuentro fue Myriam Bregman, diputada nacional electa por la Ciudad de Buenos Aires. "Está reunión fue muy buena. Queremos empezar a cumplir con el compromiso que tomamos en la campaña, poner las bancas al servicio de las luchas. Esas bancas tienen que ser puntos de apoyo para esa lucha que tenemos que dar en las calles y el congreso". Hizo llegar el saludo de Alejandro Vilca que fue electo como diputado nacional por Jujuy en una elección histórica.

"El Frente de Izquierda Unidad nunca hizo especulación. Siempre denunciamos el acuerdo". Además llamó a difundir la convocatoria en lugares de trabajo, barrios, movimientos, lugares de estudio. "No puede quedar lugar donde no se sepa de esta reunión. Esa convocatoria tiene que ser clara. No se puede separar las consecuencias del acuerdo con el Fondo del ajuste que el Gobierno está llevando adelante. Todos los que quieren venir que vengan, pero no se puede separar el acuerdo del ajuste".

Voces de dirigentes sociales

Roberto Martino, dirigente del MTR (Movimiento Teresa Rodríguez)

  •  La importancia de esta convocatoria es porque estamos ante una crisis política fenomenal, que resulta una catástrofe para la clase obrera y el pueblo. Estamos ante un gobierno débil que se inclina cada vez más hacia la derecha.

    Esta convocatoria tiene la virtud de comenzar a ofrecer una salida a la clase obrera argentina. Por esto es que creemos que el 11 de diciembre tenemos que reventar la Plaza de Mayo y en todas las ciudades del país.

    Considero que vamos a poder incidir en las organizaciones que faltan, en la medida que mostremos poder en las calles. Para esto tenemos que discutir un plan de lucha que enfrente ese plan de guerra que tiene preparado el Gobierno y la burguesía y dar vuelta la tortilla. También tenemos que sumar a la convocatoria la libertad de los presos por luchar, juicio y castigo de todos los represores, anteriores y actuales, y el desmantelamiento del aparato represivo.

    Silvia Saravia, coordinadora nacional del Movimientos Barrios de Pie Libres del Sur

  •  Nos parece muy oportuno hacer una convocatoria amplia -se vienen teniendo algunas iniciativas- porque hay que golpear juntos ante una situación que va a condicionar nuestra realidad.

    Este Gobierno va a profundizar el ajuste que viene llevando adelante. No es que va a hacer algo nuevo el Plan Plurianual, sino que va a ir en sintonía de lo que viene desarrollando estos dos últimos años.

    Por otro lado, hay dirigentes que han dicho que están en desacuerdo con arreglar con el Fondo, sin embargo estuvieron en la marcha en apoyo a Alberto Fernández, luego de la derrota electoral. Como la CTA, que tienen posicionamiento en rechazo al acuerdo con el FMI. Por eso plantear algo de gran amplitud es muy importante para este momento.

    El 11 va a ser un punto de confluencia. A partir de eso se verá la voluntad de seguir profundizando una campaña. Hace falta llevar este debate a los barrios, pero también a las fábricas. Hay mucha tarea que hacer porque los grandes medios de comunicación dicen que hay que acordar con el fondo, porque sino quedamos por fuera del mundo. Y esto llega después a los barrios.

    Gabriela Martínez, esposa de un operario de EMA

  •  Él trabajaba para Edesur y en plena pandemia la pasaron muy mal porque no se aplicó el protocolo por covid. Tenían que trabajar igual aunque hubiera tenido contacto estrecho con un compañero infectado. Después los despiden, y ahí comenzó la gran lucha, en la que siempre estuvimos acompañados por la izquierda. Yo me sumé junto a otras mujeres para acompañar a nuestros maridos, para defender su lucha.

    Y hoy me sumé a esta convocatoria, porque son muchas las familias que sufren por tener trabajos precarios, como explicó la mamá de ese joven fallecido por estar precarizado.

    Por eso hay que luchar contra esta realidad, y marchar el 11 de diciembre para cambiarla. El poder está en nosotros, ¿cuántos son los que gobiernan y sus aliados, y cuántos somos nosotros? El poder está en nosotros porque somos la mayoría.

    Jorgelina Matusevicius de la Corriente Social y Política Marabunta

  •  Consideramos que hay que construir una gran fuerza organizada en las calles para hacer una importante movilización, que es la propuesta que hacen los compañeres del FIT Unidad.

    Nos parece, justamente por todo lo que viene pasando, por un lado la ofensiva represiva y por otro lado un aparato del orden que permite pasar el ajuste que propone el FMI: ataque a los salarios, reforma laboral. Además de los ataques a la salud y la educación pública, y no dar respuesta a los problemas de la vivienda.

    La única respuesta del Gobierno es represión, desalojos de los asentamientos, así como la ofensiva extractivista que viene de la mano del acuerdo con el Fondo. Porque necesita divisas para pagar la deuda, lo que incluye ataques a los pueblos originarios, a los sectores que se organizan en las asambleas ambientales.

    Por todo esto es que nos parece muy importante reunir la mayor amplitud entre los que acuerden con un claro posicionamiento de rechazo a un acuerdo de pago de la deuda.

    Después del 11 tenemos que seguir organizades desde abajo, hay que llevar este planteo a los espacios de trabajo, a las barriadas. Hay que construir una campaña en el espacio público. Venimos de conquistar una ley muy importante, como la del derecho al aborto libre y gratuito, y se construyo de esa manera. Organizada desde abajo, que nos permita ir haciendo la experiencia y discutiendo con todos los sectores que quieran salir a pelear este posicionamiento, porque los años que vienen van a estar condicionados por este acuerdo.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias