×
×
Red Internacional

Crimen patronal. Carabobo: trabajadores de la empresa transnacional Alpla exigen su reenganche laboral

Luego de ser despedidos arbitrariamente decenas de trabajadores están exigiendo la incorporación a sus puestos de trabajo y el pago de lo adeudado y que les corresponde por ley y contrato colectivo. Este jueves cumplieron un mes reclamando su reenganche frente a las puertas de la compañía ubicada en el municipio San Joaquín del estado Carabobo.

Viernes 18 de marzo | 14:43

Alpla no es una empresa cualquiera, ni una planta pequeña. Es una transnacional de la industria del plástico que produce sistemas de envasado, botellas, tapas, piezas moldeadas por inyección, preformas, tubos, etc. Tiene presencia en 45 países con más de 230 plantas de producción, declarando su sede corporativa en Austria. En Venezuela sus plantas están ubicadas en Barcelona, Valencia, Guacara y Maracaibo.

Se trata de una transnacional que saca el máximo provecho de las políticas antiobreras del Gobierno de Maduro que impone salarios inexistentes, elimina las contrataciones colectivas y todo derecho a través del Memorando 2792, y despide a bien placer pues los trabajadores carecen de todo amparo legal, mientras aumentan sus ganancias.

Te puede interesar: La empresa privada hace desguace con los derechos de los trabajadores, con el aval del gobierno

Los trabajadores de la planta de Guacara, municipio San Joaquín, Carabobo, declaran que fueron despedidos bajo el argumento de que las líneas de producción habían disminuido, pero tienen pruebas de que la manufactura de la fábrica de plásticos continuó a su ritmo normal, por eso exigen el reenganche.

Y es realmente cierto lo que sostienen, pues esta empresa mantiene toda su producción normal, y toda su producción mundial operando en su capacidad. Pero violentan el más mínimo derecho de trabajadores con años en la empresa y que son despedidos con una mano adelante y otra atrás con la consecuencia del hambre también para sus familias.

José Mendoza, representante legal de los trabajadores informó que en la actualidad se encuentran en mesa de negociación con el Ministerio de Trabajo, sin embargo, considera que les están aplicando operación morrocoy para desmoralizar a los trabajadores y abandonen sus reclamos.

Eduardo Salazar, trabajador despedido, manifesta que se mantendrán en el lugar hasta que se concreten las negociaciones con los organismos laborales que tuvieron su inició en Caracas. Destacó que tiene tres años en esta lucha, porque su despido se hizo de manera ilegal.

A la empresa, con la complicidad del Ministerio del Trabajo les surte efecto esta política de retardar todo el proceso. Por ejemplo, de los 90 trabajadores despedidos el 10 de agosto del 2019, quedan 41 que esperan desde esa fecha la incorporación a sus puestos de trabajo y el pago de sus prestaciones.

Los trabajadores declaran que se mantendrán en el lugar hasta que se concrete las negociaciones en el organismo laboral en Caracas. Igualmente, señalaron que tienen más de dos años y medio en esta lucha, porque su despido se hizo de manera ilegal.

La transnacional Alpla es parte de todas esas empresas transnacionales y nacionales del sector privado que pagan salarios de hambre a los trabajadores y los despiden sin ninguna justificativa. Es el mismo ejemplo de la transnacional maderera Masisa ubicada en el estado Bolívar que también mantienen a los trabajadores en situación de hambre y despiden cuando les viene en gana, mientras desde el Gobierno se desatienden sus reclamos.

Actualmente se vienen desarrollando toda una serie de protestas por el salario, pero la mayoría de las direcciones sindicales, fundamentalmente aquellas corrientes político-sindicales pertenecientes a los partidos de la oposición solo centran sus reclamos para el sector público, dejando a la deriva a los millares de trabajadores del sector privado que también pasan hambre y son despedidos cuando bien lo quiera el patrono.

Como afirma Ángel Arias, dirigente de la LTS, en entrevista con La Izquierda Diario “existen macro acuerdos que tienen en los hechos el Gobierno y el grueso de los empresarios del sector privado para mantener a los trabajadores en las condiciones de miseria y explotación. Por eso no se trata solamente de los trabajadores del sector público o de las industrias del Estado sino también de los trabajadores del sector privado”. Además, indicó que la "recuperación" de la que hablan Gobierno y empresarios, es sobre la base de la destrucción de los derechos de los trabajadores y sus libertades democráticas.

El reclamo de un salario y pensiones igual a la canasta básica es un reclamo que une a trabajadores activos y jubilados, y que aglutina los intereses de amplios sectores de la clase trabajadora, tanto del sector público como del sector privado. Por ello es necesario unir todas las luchas y reclamos, tanto del sector público como del sector privado que vienen siendo atacados y sufriendo todas las consecuencias de esta santa alianza del gobierno y empresarios en su arremetida brutal contra la clase trabajadora.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias