Mundo Obrero

Consejo Municipal Rosario

Audiencia Pública a 41 años del Villazo

El viernes pasado se realizó un acto recordando aquellas jornadas de lucha en Villa Constitución y el terrible operativo que invadió la ciudad aquel 20 de marzo de 1975.

Lunes 21 de marzo de 2016 | 09:15

En una jornada donde la lluvia invadía la ciudad de Rosario, varios protagonistas del Villazo se encontraron para una vez mas, recordar aquella importante experiencia para la clase obrera de la región: Zenon Sanchez, ex preso político luego de los acontecimientos, comenzó a hablar luego de que la concejala Celeste Lepratti inicie el acto. Catulo Bogado, el primero de los obreros que fuera detenido, continuó la charla a quién le siguieron José Musio, Oscar “Pacho” Juarez y Victorio Paulón. También tomó la palabra la abogada de los trabajadores en aquel entonces Mari Daldoso, quien fue detenida junto con la Comisión Interna de Acindar.

Durante sus intervenciones, los trabajadores que en aquel entonces integraban la Lista Marrón relataban los acontecimientos de aquellos años en los que el mismísimo Martinez de Hoz era presidente de Acindar desde 1974 y que luego pasaría a ser Ministro de Economía en la dictadura. La represión del pueblo de Villa Constitución fue una prueba piloto del terrorismo de Estado con el objetivo de desmantelar la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) combativa y enfrentada a la conducción de Lorenzo Miguel, razón por la cual una columna de mas de 150 vehículos de todas las fuerzas de seguridad y paramilitares de la derecha sindical actuaron asesinando a 51 personas, deteniendo a mas de 150 personas y sitiando la ciudad, con posterioridad a lo cual se produjeron 1000 despidos en la empresa Acindar.

Por su parte estuvo presente Oscar “Chiche” Hernandez, hijo de Helvecio Hernandez, trabajador de Acindar durante el Villazo, organizador de la Lista Marrón y delegado normalizador de la fábrica luego del triunfo y de Ester quien fue parte de la comisión de mujeres durante la gesta obrera. El era estudiante secundario en aquel entonces y recordó aquellos momentos tomando la palabra: “Hoy es un día de reivindicación histórica de esa generación de obreros que le arrancaron su vida por luchar, por conquistar mejores condiciones de trabajo, que 41 años atrás protagonizaban una jornada de lucha de las mas trascendentales que atravesó el movimiento obrero argentino.”

Además de ello, la audiencia estuvo atravesada por un posible cambio en relación a la causa judicial por Acindar. Según informaron las víctimas de aquellos hechos, el fiscal de la causa Gonzalo Stara solicitaría la imputación de 3 de los Directivos de Acindar, además de los integrantes de las fuerzas de seguridad involucrados. De llevarse a cabo este enjuiciamiento, generaría un importante precedente en relación a la responsabilidad civil en la dictadura genocida. Tal como advirtió la abogada de la causa Gabriela Durruti, se pone sobre la mesa que el genocidio comenzó antes de 1976 e involucraba además de militares a empresarios, miembros de la iglesia y de la justicia entre otros. Los propios integrantes del Ministerio Público Fiscal denunciaron en medios oficiales que "hubo un centro clandestino en la propia empresa” dejando en claro la vinculación civil en secuestros y desapariciones.

También hizo uso de la palabra el historiador Leonidas Noni Ceruti, quién describió el contexto de la lucha obrera de toda la zona en la década del 70. Solicitó en este sentido que se amplíe la investigación sobre el cordón industrial norte y de las fábricas de la ciudad de Rosario para que se avance sobre el secuestro y desaparición de todos los trabajadores, como parte de una mega causa.

Próximamente se dará a conocer si la causa es elevada a juicio imputando a los responsables civiles, si la fiscalía hace el pedido y si el juzgado da lugar para que los empresarios de Acindar de aquellos años suban al banquillo. Los trabajadores, junto con Organismos de Derechos Humanos y organizaciones sociales vienen exigiendo este enjuiciamiento desde hace décadas, como así también la de Blaquier en el Ingenio Ledesma, Fortabat en Loma Negra o la automotriz Ford.

A poco de cumplirse 40 años del Golpe genocida, y donde miles marcharán en todo el país exigiendo juicio y castigo a los responsables civiles y militares aquellos obreros expresaron en sus palabras la importancia de la lucha de los trabajadores en la región. “Fue un golpe contra la clase obrera, contra la insurgencia obrera de aquellos que se revelaban contra el sistema”, manifestó Chiche Hernández, a lo cuál agregó que la conclusión que intentan sacar es que si bien fueron derrotados físicamente no lo pudieron lograr ideológicamente.

“Hoy son las mismas patronales que quieren aplicar las políticas económicas contra los trabajadores, por ejemplo como lo hacen suspendiendo en Acindar a los compañeros. Tenemos que proponerles que sean sujetos de cambio como aquella generación de luchadores. No nos podemos quedar lamentando en el tiempo, tenemos que preparar a la clase obrera que esta calentando sus músculos para volver a salir a pelear contra el ajuste que quiere aplicar este gobierno”, sintetizó Hernández, para finalizar su análisis refiriéndose a la impunidad de ayer que perduró durante estos 41 años.






Temas relacionados

Genocidas   /   Golpe militar en Argentina   /   Villazo   /   Rosario   /   Libertades Democráticas   /   Mundo Obrero   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO